Argentina - Sábado 25 de Marzo de 2017 09:04 PM
Home

¡A meditar se ha dicho!

meditando 6 octubre, 2015 - 4:30 pm

Desde políticos y poderosos hombres del mundo financiero hasta jóvenes y estudiantes, cada vez son más  las personas que se acercan a esta práctica milenaria. En este artículo te damos las claves para que aprendas a meditar. 

No hay que ser un monje budista ni un experto en yoga ni tener un tercer ojo. La meditación es una técnica tan simple como profunda y ayuda a mitigar el stress de la vida diaria así como al autoconocimiento y la felicidad interior.

La meditación nos puede ayudar a sanar dolencias tanto físicas como emocionales, mejorando significativamente nuestra calidad de vida y permitiendo la conexión con nuestra fuente interna de felicidad y paz.

Beneficios de la Meditación  

Aumenta la resistencia física y los niveles de energía vital.

Refuerza el sistema inmunológico.

Mejora la circulación sanguínea.

Ayuda a resolver cambios arbitrarios en el estado de ánimo.

Aumenta la capacidad de concentración.

Favorece el desarrollo de la creatividad.

Estimula el pensamiento positivo.

Contribuye a disolver el déficit de atención y equilibrar la hiperactividad.

Contribuye a un estado de relajación y balance emocional.

Nos convierte en personas más felices y equilibradas.

 

Meditación para principiantes  

-Encontráun lugar tranquilo donde se pueda meditar. Puede ser tu habitación o un espacio en el que estés cómoda. Lo importante es que sea un lugar limpio y ordenado.

-Elegí un buen momento y tratá de meditar siempre a la misma hora. La recomendación es hacerlo temprano a la mañana y por la noche antes de irte a dormir.

-Antes de empezar apagá el celular, la tele y todos los elementos que puedan interferir en tu meditación.

-Elegí la posición correcta. Si bien hay varias posiciones, la mejor para empezar es sentarse en una silla con la columna recta. También está la clásica posición de loto sentada en el piso, en una almohada cómodamente con las piernas cruzadas o incluso se puede meditar acostada boca arriba (¡ojo, no te quedes dormida!)

-Es momento de empezar a meditar cerrando los ojos. Concentrate en tu respiración inhalando lentamente por la nariz, y soltando el aire también por la nariz. Es recomendable hacer esto durante unos 20 minutos.

-Mientras realizas esta meditación, la mente debe estar atenta a cada inhalación y a cada exhalación, sin realizar mayor esfuerzo ni pensar en la rutina diaria, problemas del trabajo, etc. Si hacemos bien el ejercicio nuestra mente entrará en un estado de calma relajado y natural, al que podemos llamar estado meditativo.

Comentarios

comments