Argentina - Viernes 21 de Julio de 2017 09:55 AM
Home

Una verdadera historia de amor

1_341 27 julio, 2015 - 3:22 am

Libby Tucker-Spiers es una niña de 9 años que vio los efectos que tuvo un tratamiento contra el cáncer en su “pequeño amigovio” , Aiden y decidió que debía cortar su larga cabellera, para estar como él

La tierna historia ocurrió hace unos días en Buckinghamshire, al sudoeste de Inglaterra.

La pequeña cortó su pelo de 28 centímetros de largo, que dejaba crecer con la idea de ser como la princesa Rapunzel, del cuento de los Hermanos Grimm, según su mamá, luego de ver como la quimioterapia había afectado al niño.

Los chicos crecieron juntos, sus familias se conocen, dicen que son “novios” y se envían cartas para San Valentín, relató la mamá de Libby.

La niña Libby, quien tiene un cierto retraso de desarrollo, fue a visitar a Aiden al hospital después de que el recibiera el tratamiento, en camino a su propio chequeo, se quedó preocupada por cómo estaba.

“Aiden estaba en la cama porque tenía fiebre. Ella lo vio y estaba pálido, blanco como un fantasma Creo que la sorprendió porque él no tenía ningún pelo y la última vez que lo había visto tenía el pelo rizado y rubio”, contó la mamá

Al salir de la sala, la niña decidió que quería donar su cabello, Es por eso que la mujer le sugirió donarlo a la fundación Little Princess Trust, que entrega pelucas a niños con cáncer en todo el Reino Unido.

No solo esto: Libby empezó además una campaña en Internet para recaudar fondos para festejar el final de la quimioterapia de Aiden el 30 de diciembre de este año.

Comentarios

comments