Argentina - Sábado 23 de Septiembre de 2017 11:08 PM
Home

Un juez levantó la suspensión a Barrick Gold y hay polémica

San Juan. Movilización en reclamo por un nuevo derrame en la mina Veladero, explotada por la empresa canandiense Barrick. 15 junio, 2017 - 10:52 pm

Barrick Gold podrá volver a operar en la mina Veladero, en San Juan, después de que el juez Pablo Oritja decidiera levantar la medida cautelar que obligó a suspender todas las actividades de la empresa canadiense. Esta determinación judicial enfureció a los ambientalistas y a los vecinos de Jáchal, el pueblo más cercano y más afectado por el mal funcionamiento de la mina.

La decisión de suspender el funcionamiento de la mina se había producido en marzo pasado luego de la rotura de un caño y un nuevo derramamiento de líquidos pesados, el tercero en un año y medio.

“Se ha realizado en control adecuado y las obras necesarias para que la mina funcione adecuadamente”, explicó el juez Oritja en diálogo con Radio Light FM. Y siguió: “Todas las obras están cumplidas. Y todas las instalaciones funcionan correctamente. No hay motivo para mantener la medida cautelar”.

Sin embargo, después aclaró que “el proceso judicial contra la minera continúa” y que “va terminar con una sentencia definitiva, como en el anterior amparo”.

También desde la Barrick confirmaron oficialmente que la justicia les levantó el freno y ya la autorización volver a operar con normalidad, según confirmó Miguel Martín, jefe de comunicaciones de la empresa, al diario El Tiempo de San Juan.

El dictamen generó indignación entre los ambientalistas que denunciaron “connivencia entre la minera canadiense y el poder político y judicial de San Juan”. “Estamos pensando en pedir el juicio político contra el juez Oritja”, dijo a Clarin Enrique Viale, abogado de los vecinos agrupados en la asamblea Jáchal No Se Toca.”

“Esto es un escándalo internacional. Ya van tres derrames y no se hace nada. El juez volvió garantizar la impunidad de la Barrick Gold, como lo hizo en los anteriores derrames”, agregó Viale.

En marzo pasado, la minera canadiense admitió ante el gobierno sanjuanino que sufrió un nuevo incidente, el tercero de la compañía desde 2015, al producirse la rotura de un caño, lo que provocó un derrame de líquidos.

En ese momento, la compañía multinacional indicó que “se desconectó un caño no con solución cianurada, sino con material rico”, aunque no especificó a qué tipo de desecho se refirió la empresa.

Veladero está ubicada en el departamento de Iglesia, 350 kilómetros al noroeste de la ciudad de San Juan, a una altura de entre 4.000 y 4.850 metros sobre el nivel del mar. Según Viale, produce “dos mil onzas de oro por día”. “A la provincia sólo queda menos del 3%”.

Debido a la última pérdida sobre la minera pesaban dos suspensiones. Una realizada por el Ministerio de Minería de San Juan, que era una clausura administrativa. Y la otra dictada por el juez Oritja. En las dos ocasiones se aplicó el Código de Minería, el cual prevé que a las tres infracciones graves se procede al cierre definitivo de operaciones.

“Ahora nos damos cuenta de que la medida del juez era solo para descomprimir”, agregó Viale, quien dijo que los vecinos de Jáchal levantaron una carpa en la plaza central del pueblo hace dos años para reclamar el cierre definitivo de la mina.

Paralelamente, desde el segundo derrame -ocurrido en el 2016- el juez Sebastián Casanello lleva adelante una causa judicial contra ex funcionarios por violar la Ley de Glaciares, la cual impide la explotación minera en zonas protegidas, como se ría el caso de Veladero.

Según contaron fuentes del caso a Clarín, “hay muchos testimonios, muy importantes, que apuntalan la sospecha de que se incumplió con la Ley de Glaciares. Se pudo comprar que no se hicieron las auditorías necesarias en la zonas prioritarias que protege la ley”.

Y agregaron que “en el cercano plazo se van a definir los nombres de los funcionarios que serán indagados en el marco de la causa”.

Tras los derrames y el escándalo internacional, la empresa canadiense firmó un acuerdo de cooperación estratégica con la firma china Shandong Gold Group Co. Ltd. en cuyo primer paso la firma china comprará el 50% de la mina Veladero por un monto de 960 millones de dólares.

La posición del Gobierno nacional

Ante el levantamiento de la medida cautelar que pesaba sobre la Barrick, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Bergman, ratificó que continuará ejerciendo el control sobre el ambiente en la zona donde funciona la minera.

“La demanda que presentamos ante la Justicia federal tiene como principal objetivo cuidar el estado del ambiente en la zona de Veladero. Para esto se pidió que se lleve adelante un plan de obras que garantice los estándares internacionales de operación que no se estaban respetando”, dijo el ministro.

Y agregó: “Si bien fue a partir de nuestra demanda que la Justicia impidió que Barrick siga funcionando, ahora debe validar que se hayan cumplido todos los procedimientos para garantizar los estándares internacionales mineros y que se preserve el ambiente tal como lo estipula el artículo 41 de la Constitución Nacional”.

Días atrás, una comisión de Ambiente viajó a Veladero para corroborar las obras que se están realizando. “Los recursos naturales son de las provincias. Respetamos las jurisdicciones y son ellas las que tienen el poder de control y fiscalización sobre los emprendimientos. Pero el Ministerio de Ambiente no va a delegar su responsabilidad primaria que es velar por el estado del Ambiente en todo el territorio nacional”, finalizó Bergman.

Fuente: DyN/Clarin

Comentarios

comments