Argentina - Viernes 24 de Marzo de 2017 11:01 PM
Home

Siete motivos para llegar a los cuarenta en crisis

ENE_12_12 18 marzo, 2016 - 7:55 pm

por Pany Chama

 

Y ahí estaban los optimistas con su festejo, felices de despedir casi tartamudeando los últimos TREINTI….NUEVE

Encima, ¡con testigos alegres – sobre todo aquellas amigas que todavía no los cumplieron- y los patéticos vídeos homenajes de saludos!  y yo con náuseas para asumir el pronunciarlo: CUA REN TA.

Les presento el Vademecum de la crisis de los 40. ¡Cualquier coincidencia con la realidad es experiencia propia!

1. Okupa en nueva década: ¿Huiste para que nadie se entere? Primer Síntoma de CRISIS.
Y por los poros y cada célula están como alarma gritándote “Pito catalán” (Término que denota la edad) con las manifestaciones que delatan la de Arjona:     Cuatro décadas, ¡Nueva Década!
Esa delgada línea entre TODAS, pero TODAS las dudas existenciales, resultan una Gran Bisagra que te depara caminos alternativos: El de los casados hace 20 años, aburguesados y quietos; el Soltero que encima te invita a su festejo a la 1 am y ni sabés cómo capturar tus bostezos que se lanzan como estornudos y poder llegar despierto en posición vertical; la casada liberada que no para de ir de curso en curso; la soltera open mind pero desesperada y siempre al borde de un brote sin retorno.

2. Sexo para todos y todas: ¡Todos somos invadidos por FANTASÍAS SEXUALES QUE TE ATROPELLAN y no sabés si guardarlas o justificarte que es ahora o nunca! Tenés pánico que desaparezcan sin cumplirlas y temor a que ya hayan pasado la fecha de vencimiento. Y cuál es el ancho de espada de levante para un BOTOX JUVENIL – tanto para ellas como también para ellos: la atracción bajo la palabra mágica: ¡EXPERIENCIA!… TENER PARA OFRECER … para un encuentro con un sub 30.

3. Nuevo status “qulo”: Y sos capaz de leer de un libro de autoayuda comprado en una góndola de supermercado que los 40 son los nuevos 20 (me rio y sigo) y la autora te da ternura porque la imaginás feúcha hasta de 18.
¡Y adquirís más seguridad! Claro que sí! Seguro que al primero que te dijo “señora” no te lo olvidás ni con Alzheimer y eso costará sesiones de terapia, sí dije Psicoanálisis; ¡eso que será parte de tu rutina como respirar!

4. Marchas y acampes a sanatorios: Empezás a abrir la Cartilla Médica como un Religioso Fundamentalista lo hace con la Biblia; pasás por todas las ramas de la medicina con la fruición de una cita a ciegas con cada especialista.
Un verdadero “Doctor”: con el Ginecólogo… que es menor que vos! Un proctólogo con cara de asesino serial… el oftalmólogo que te adosa la presbicia (¡fruncís al leer hasta poner los ojos como coreano tentado y agrandaste la letra del celular JA JA JAAAAA!) ¡Dentista que te encuentra arrugas hasta en las encías… y la secreta discreción del cirujano plástico para retoques que no se noten! (Si hasta pensás en matarlo para que nunca hable)

5. Cambio climático: Pasás, cual menopáusico crónico, de la AM A LA FM; de Netflix con series de culto a NO poder por ley primera jamás cambiar de canal si dan Terminator o El diario de Bridget Jones.
¡Aceptamos nuestro cuerpo!…  Dale que ando con carcajadas:  comemos tanta      lechuga que ni una tortuga vegana soportaría esas hojas con gusto a papel crepe.

6. Alcoholemia de mitad de tabla: Y, por favor, hablemos del alcohol en sangre. Te llega el tiempo de ver etiquetas de whisky sin soportar el “medio pelo”. Distinguis entre malbec, tempranillo y merlot.
Ojo! Las resacas no son como  a los 20! Pero la musa inspiradora de resaca es ese brindis que hacés en las religiosas e impostergables, necesarias y deseadas salidas con los amigos. Y cómo la valorás! Te viste melancólico mirándolos y querés abrazarlos y expresarles cuánto los querés… y Guay que te cuenten que a uno le pasó algo porque en dos segundos hacés la cuenta de que se trata de una amistad de 30 años!

7. ¡Hace cinco rivotriles que no te veía!; La ropa es el límite entre un chupín de bailarín de danzas clásicas y calza flúo, a ser el tan célebre y criollamente PENDEVIEJO. ¡Eso sí, copado y cool! ¡Es el borde entre lo decadente, decente y el estilo!
Te encontraste tarareando un lento de los 80 de radio Horizonte y, al tomar    conciencia de esa revelación de edad, cambiás a lo más electrónico, aunque no lo soportes. ¡Pero es la droga legal que te anestesia para estar un poco del otro lado…y ahí la Buena Noticia!: Nos drogamos legalmente bajo recetas de doctores que también…. ¡Toman –como vos- Rivotril!!! Sí, sí, lo tomás como Mejoralito ( ups! Recordas hasta el sabor y lo comparás con las aspirinetas!)

Y recordá! Que el facebook es de grandes y el Instagram es de los suertudos sub 40

pero el Celu Touch y el whatsapp es de Todos!

 

Comentarios

comments