Argentina - Lunes 24 de Julio de 2017 09:47 AM
Home

“Las pastillas se compraban como choripanes”

Events_Live_Handrich_Christian_Time_Warp_Mannheim_221112_MoritzVogt512 19 abril, 2016 - 11:22 am

El fiscal federal Federico Delgado, que investiga la muerte de cinco chicos en la fiesta Time Warp, dijo que “la droga abrazaba a los chicos que entraban al predio” y graficó que las pastillas “se compraban como los choripanes en una cancha de fútbol”. Además, pidió que se rechace la exención de prisión pedida por el organizador del evento.

“El hecho es muy grave, tiene semejanzas muy llamativas con Cromañón, en otra escala, pero esto no pasa solamente porque un par de personas venden drogas sino que hay otro tipo de condiciones que la hacen posible”, manifestó Delgado en declaraciones a radio Nacional.

“Lo que planteamos al juez (Sebastián Casanello) es que hay que investigar las muertes, la venta de droga, pero también si hubo condiciones que hicieron posible que esto pase”, añadió. Por esa razón, apuntaron a Adrián Conci, titular de Dell Producciones, la empresa que organizó el evento.

A partir de los testimonios, el fiscal manifestó que la fiesta Time Warp “era un lugar donde la droga abrazaba a los chicos que entraban”.

“Todos los testigos cuentan que no había personas camufladas o santo y seña para conseguir pastillas, sino que era casi como comprar un choripán en la cancha”, graficó.

“Los patrones comunes son que la droga los abrazaba, que había hacinamiento, poca ventilación y hubo una regulación en la necesidad de hidratarse de la gente porque el agua empezó a escasear a medida que subía la temperatura y que había más gente”, manifestó.

Reiteró además que esta agua embotellada bajo la marca Block “empezó a aumentar en precio y en la caja decían que no tenían cambio por lo que en un momento lo que valía 20 pesos se terminó pagando 100”.

El fiscal precisó que se investiga al presidente de Dell Producciones, Adrián Conci, encargada de producir la fiesta, sobre quien pesa un pedido de detención, además del papel de Prefectura Naval, con jurisdicción en Costa Salguero, que “debió mirar, prevenir y secuestrar la droga que estaba frente a sus ojos”.

“Hay que esclarecer además si hay un tipo de relación entre la concesión del predio y la fiesta”, comentó.

Al margen de este caso en particular, Delgado instó a “redefinir la estrategia con la que el Estado trabaja el tema de la drogadicción, sobre todo drogas sintéticas, que son un fenómeno mundial”.

“Se secuestran en la calle pastillas que no están definidas como droga porque el Estado no tiene tiempo de incluirlas en el nomenclador”, dijo.

Además, apuntó contra las fuerzas públicas de seguridad que “no tienen ninguna pista seria sobre quienes fabrican, venden y distribuyen estas drogas”.

Recordó que en expedientes anteriores la fiscalía actuó de oficio y le pidió a las agencias que hagan inteligencia en las fiestas electrónicas: “Pedimos que se infiltren y nos dijeron que no vieron nada y por eso las causas fueron archivadas”

Comentarios

comments