Argentina - Jueves 25 de Mayo de 2017 08:56 PM
Home

Grecia: Reabren bancos y rige nueva suba de impuestos

150720073213_greece_624x351_reuters 20 julio, 2015 - 11:32 am

Grecia intenta lentamente volver desde este lunes, a la paz económica luego de una semana clave para su recuperación económica. Luego de tres semanas de cierre por el corralito bancario, decretado el 29 de junio pasado, las entidades vuelven a funcionar, con una tímida reapertura de los bancos, grandes reembolsos al Banco Central Europeo (BCE) y el impacto de la polémica alza de impuestos.

En efecto, la aplicación de un nuevo IVA, la suba en transporte y alimentos marcan el inicio de una semana de cómo el Gobierno de Alexis Tsipras intenta sortear esta crisis. Los límites a la retirada de efectivo siguen en 60 euros por persona y cuenta al día, ahora acumulables hasta 420 por semana. Los bancos estiman que hay 50.000 millones de euros en volumen de depósitos que han salido de los bancos desde diciembre, la mayoría de los cuales se encuentran en el país.

En la reapertura de los bancos, los clientes podrán acceder a sus depósitos y a sus cajas fuertes (dos bancos han establecido un sistema de cita previa telefónica), así como a las habituales operaciones en ventanilla, como el pago de recibos, cuotas y créditos. Los clientes también podrán cobrar cheques, incluso los que vencieron durante el cierre.

Luka Katseli, presidenta de la Unión de Bancos de Grecia, en declaraciones a un canal privado de televisión, hizo ayer un llamamiento a la cordura de los griegos, instándoles a ingresar en las entidades todo el dinero acumulado en las casas “para, aumentando su liquidez, ayudar a la economía griega”.

Vale recordar que el gobierno de Tsipras recibió el visto bueno a un crédito puente por 7.000 millones de euros que destinará al pago de su vencimiento con el Banco Central europeo y con el FMI. La situación económica del país es muy precaria, pese a ese préstamo de urgencia que espera recibir. Esos fondos desaparecerán rápidamente con el reembolso de 4200 millones de euros al Banco Central Europeo (BCE) y pagos atrasados de cerca de 2000 millones al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Comentarios

comments