Argentina - Miercoles 24 de Mayo de 2017 02:58 AM
Home

Destacaron que hubo “un mar de muerte” durante la marcha por la inseguridad

paraquenotepase 12 octubre, 2016 - 10:07 am

Viviam Perrone, madre de un joven que murió después de ser atropellado y abandonado por un automovilista en 2002, admitió hoy que los organizadores de la marcha “Para que no te pase” esperaban la participación de más gente, pero destacó que hubo “un mar de muerte” en la Plaza de Mayo con la presencia de familiares de víctimas.

“La impresión fue muy fuerte, terminó siendo una convocatoria de familiares de víctimas con caritas de sus seres queridos, llenando la plaza, contando su casos que están impunes”, analizó la mujer.

Agregó que “mirando desde el escenario era un mar de muerte, de casos impunes, de gente pidiendo y rogando por favor por justicia”.

“Sí esperábamos más gente, pero sí vimos que era un mar de familiares de víctimas, no esperábamos que haya tantos familiares de víctimas”, señaló Perrone en diálogo con radio El Mundo.

Ayer a la tarde familiares de víctimas de la inseguridad, de accidentes, femicidios y otros delitos se concentraron frente al Congreso para reclamar “justicia”, “mayores medidas de prevención y control” y “cumplimiento efectivo de las condenas”.

Sin embargo, Perrone estimó que “si no se hace algo urgente, esa plaza se irá llenando más de gente que ya no puede hacer más, porque perdió a sus seres queridos”.

Explicó que la convocatoria de ayer era para las personas que no sufrieron ningún tipo de hecho delictivo, por eso la consigna fue “Para que no te pase”.

“Tratamos de que el mensaje fuera para el otro, hagamos algo antes de que pase”, subrayó Perrone, quien remarcó que hubo gente “muy humilde rogando por justicia”.

La mujer perdió a su hijo Kevin Sedano (14) luego de que el 1º de mayo de 2002 fuera atropellado y abandonado por Eduardo Sukiassian cerca de la quinta presidencial de Olivos.

Tras una semana de agonía, el adolescente falleció y el acusado fue condenado en 2007 a tres años de prisión efectiva, pero dos semanas después el tribunal dispuso de oficio la reclusión domiciliaria.
Por tal motivo, Perrone fundó la ONG “Madres del Dolor”, pero años más tarde dejó de ser la titular de esa entidad.

Comentarios

comments