Argentina - Sábado 23 de Septiembre de 2017 08:04 AM
Home

De la Puente: “El Indio es un megalómano de ribetes patológicos”

Screen Shot 2017-03-13 at 5.02.54 p.m. 13 marzo, 2017 - 4:58 pm
El periodista Eduardo de la Puente planteó desde una columna de opinión publicada en Infobae fuertes críticas a la organización del recital delIndio Solari en Olavarría. Destaca que “todo falló” y responsabiliza especialmente a la producción que “falló por desidia, algo que caracterizó siempre a las “misas” del Indio”. También define al cantante como “megalómano de ribetes patológicos”.
De la Puente recuerda su paso por decenas de recitales de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, con públicos en torno a las 100 personas, desde los que se pasó a un gran recital en la cancha de Huracán, del que confiesa que se retiró “a los quince minutos” por “el bardo reinante, la ausencia de controles y la anarquía reinante entre hordas de ricoteros”.
Afirma el periodista que desde aquél momento le quedó claro que “los Redondos no se preocupaban por el bienestar de sus acólitos y los dejaban librados a su suerte”. Una experiencia parecida se repitió al concurrir a una de las presentaciones en el estado Monumental, años después: “Rodeando el estadio, una ausencia absoluta de personal policial. Adentro, una inhallable presencia de personal de seguridad”. También se retiró antes del fin del show.
De la Puente recuerda que en su momento intentó plantear públicamente algunas de estas críticas, sólo para recibir como respuesta una catarata de ataques y descalificaciones de los seguidores del Indio: “Fue una semana espantosa, pero me sirvió para aprender algunas cosas. Entre otras, que no intentes razonar con un fanático”, concluye.
La misma lógica de justificación se produjo luego del recital de Olavarría, donde muchos de los concurrentes y analistas trataron de deslindar las responsabilidades de Solari. De la puente sostiene que “todo falló”: “El tema es que la producción no creo que haya fallado por impericia o negligencia; falló por desidia, algo que caracterizó siempre a las “misas” del Indio. Podría ir punto por punto, desde la seguridad inexistente al escaso personal médico, a los controles permeables, a los traslados sin seguro que se rajaron antes… pero prefiero resumirlo en una sola frase, un tuit que fue borrado tarde, una frase que se propalaba por alguna radio participante: “Las entradas no se van a agotar”.
El problema es aún más grave si te tiene en cuenta que los organizadores del recital ya tienen experiencia en este tipo de eventos masivos y conocen su dinámica.
El periodista plantea que también hubo fallas del Estado: “Empezando por la autorización de un show sin parámetros concretos, sin medidas adecuadas, sin organización. Acá tampoco puedo hablar de inexperiencia. No quiero hablar de arreglos turbios necesariamente pero menos de inexperiencia”. Una vez autorizado el evento, las autoridades se movieron con “desidia implacable” y el Estado “brilló por su ausencia” permitiendo instalaciones sanitarias insuficientes, falta de personal médico, de seguridad y de organización en los accesos y egresos.
También señaló responsabilidades del público asistente que fue víctima pero que también “sabía que todo podía terminar así”. “Porque el público del Indio es fanático. Tiene el fanatismo del barra que da la vida por los colores del club, el fanatismo del musulmán que se detona en una iglesia”, desarrolla.
Pero De la Puente ubica la mayor responsabilidad en el “principal actor” y sostiene que el Indio se “aprovecha” de una masa “bruta, ignorante o, al menos, manipulable”. Según el periodista, el músico actúa movido por “ambición lisa y llana” y también por tener características de “un megalómano de ribetes patológicos, un obsesionado por sus propios récords, un desquiciado que realmente quiere ser el responsable de convocar “el pogo más grande del mundo” y que, hasta el momento, parece no tener límites en su carrera por lograrlo”.
De la Puente concluye su columna planteando: “Dicen que está enfermo. Dicen que fue la última vez. No me importa. Lo único que me importa es que esta vez, por una vez, aprendan algo”.

Comentarios

comments