Argentina - Sábado 27 de Mayo de 2017 10:58 AM
Home

Con discursos más encendidos y duras críticas, continúa hoy la Audiencia Pública por la tarifa del gas

descarga 17 septiembre, 2016 - 7:16 pm

Continúa hoy la Audiencia Pública sobre la tarifa del gas llevada a cabo a lo largo del país y principalmente en La Usina del Arte, en la Boca. La sesión ayer llegó a durar 13 horas. Varios disertantes repudiaron hoy la represión desatada en Neuquén y se dejó asentado que el debate que se lleva a cabo “no es para acatar la voluntad popular”.

“Este aumento es a libro cerrado y a favor de las compañías que llevaron al fracaso de este sistema”, sentenció el diputado nacional por el Frente de Izquierda Néstor Pitrola, quien además pidió “la anulación inmediata del tarifazo”.

En la misma línea, la diputada nacional del Partido de los Trabajadores Socialista Myriam Bregman advirtió que el debate que se desarrollaba en la Usina del Arte, en La Boca, “no está hecho para acatar la voluntad popular”, por lo que remarcó que “es una puesta de escena para no discutir las cuestiones esenciales como que se trata de un servicio público que no tiene por qué dar ganancias”.

“No se puede discutir ningún tarifazo si no se sabe qué pasó con los millones y millones que se llevaron las empresas en subsidios todos estos años. Muchas de esas empresas son manejadas por amigos y personas muy cercanas al presidente Mauricio Macri”, acusó la legisladora.

Para el dirigente de izquierda Claudio Lozano, quien fue el encargado de abrir la segunda jornada de audiencia pública, “una audiencia pública supone un gobierno abierto a escuchar, pero llegamos acá con un gobierno que intentó eludir la audiencia y que tiene una propuesta de aumento prácticamente cerrada”.

En el mismo sentido, el jefe del sindicato de Trabajadores del Subte, Claudio Della Carbonara, consideró que la audiencia pública “es una farsa porque no es vinculante, y porque no dejaron participar a cientos de personas que se anotaron” y que quedaron “afuera de la lista de oradores”.

Además, el sindicalista dijo que detrás del aumento “se esconde una conspiración que va desde el propio presidente Mauricio Macri hasta (el ministro de Energía, Juan José) Aranguren, con la complicidad de los gobernadores y de la Corte Suprema, que están todos de acuerdo para aumentar 1.200 por ciento la tarifa en cuatro años”, por lo que se preguntó “qué salario obrero va a tener ese mismo incremento”.

Guillermo Pereyra, senador nacional por Neuquén (MPN) y secretario General del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa afirmó que “hace 25 años que venimos sin un plan energético sustentable” y reclamó “inversiones” para extraer gas de yacimientos como Vaca Muerta.

Poco después le tocó el turno al presidente previsional del Senado de la Nación, Federico Pinedo quien defendió la posición del Gobierno en una exposición corta y plagada de cifras. Remarcó que el sistema tarifario actual “no es justo” y reiteró la estimación oficial de que el 56% de los consumidores pagará 107 pesos con el nuevo esquema. “El 40 por ciento de los argentinos no tiene acceso a las redes de gas. Las garrafas cuestan 400 por ciento más que el gas de los más ricos, ¿eso es justo?”, dijo el senador.

“Es evidente que esta audiencia, lejos de ser generosa, es autoritaria y no cumple con las premisas de la Corte Suprema ya que no prestó la información que se le solicitó al Gobierno”, indicó el Senador Nacional por Proyecto Sur Fernando “Pino” Solanas.

Eduardo Amadeo, de Cambiemos, planteó que se deben modificar los subsidios. “Los hogares ricos con piletas pagan un cuarto (de lo) que (pagan) sus empleadas que se calefaccionan con garrafas a un precio mucho mayor”, sostuvo. “Beneficiamos a los que no somos pobres”, agregó.

El jefe comunal de Esteban Echeverría, Fernando Grey, se mostró en desacuerdo con el mecanismo de la tarifa social “por ser engorroso”, y planteó que las audiencias se trasladen al conurbano bonaerense y al resto de las provincias. “Le pedimos al ministro Aranguren que nos informe cómo van a aumentar las tarifas y cuáles son los planes de inversión que se van a hacer en nuestros distritos”, exigió.

A su vez, Alberto Samid, empresario de la carne, tuvo un discurso encendido contra el ajuste en los servicios públicos, al pedir que las firmas proveedoras sean estatizadas. “Siempre me enseñaron que en el mundo capitalista  primero se hacen las inversiones y después se cobra. Acá pasa al revés. Primero se cobra y después vemos si hacen las obras ¿Qué diferencia hay entre Lázaro Báez y estos señores que manejan los servicios de la obra pública? Lázaro esta preso y estos señores queriendo ver cómo van a seguir cobrándonos las tarifas con 600 por ciento de aumento. Los recursos naturales deben ser manejados por nosotros los argentinos”, fustigó.

Uno de los testimonios que llamó la atención fue el del representante de los almaceneros, quien remarcó que un pequeño comerciante del ramo se quejó de que con las nuevas tarifas de gas ahora tiene que vender 400 milanesas, “la producción del mes”, cuando antes pagaba la factura con la comercialización de 40.

Algunos disertantes que fueron nombrados y que terminaron faltando fueron el secretario de la CTA autónoma, Pablo Micheli y Hugo Yasky, con el mismo cargo en la CTA de los Trabajadores.

La audiencia pública concluirá mañana, después de la intervención de representantes gubernamentales, defensores del consumidor, diputados de la oposición, dirigentes sindicales y representantes de la industria del gas.

Comentarios

comments