Argentina - Domingo 24 de Septiembre de 2017 11:04 AM
Home

Cómo repercuten tus pensamientos en tu salud

212 10 septiembre, 2015 - 12:27 pm

El poder de los pensamientos sobre la salud del cuerpo no es un tema nuevo para la medicina holística o para las prácticas milenarias como el yoga y la meditación pero sí es relativamente nuevo para la ciencia occidental.

¿Quién no ha experimentado manifestaciones físicas producto del estrés, depresión o crisis traumáticas?

Si bien la ciencia occidental por mucho tiempo se mantuvo alejada de esta asociación de tipo somática, estudios psicológicos y neuronales dieron como resultado la confirmación del potente vínculo que une la mente y el cuerpo.

Un estudio, publicado recientemente en Cell.com nos dice que el simple hecho de pensar en forma negativa puede acelerar el crecimiento de muchos tumores cerebrales. La conclusión de los estudios mostró cómo la actividad en la corteza cerebral afectó gliomas de alto nivel, los cuales representan el 80% de todos los tumores cerebrales malignos en las personas. En resumen, nuestra actividad mental ejerce poder sobre las células del cuerpo y una manera de desacelerar la degeneración celular es desacelerar nuestra mente o en otras palabras, cambiar el ritmo de nuestro monólogo interno.

Otro estudio encontró que no son solo los alimentos los que llevan a niveles elevados de colesterol. Las personas con actitud positiva y alegre de la vida, son más propensas a experimentar niveles bajos de colesterol y mejor salud.

Para quienes se encuentran deprimidos, la pregunta sería, ¿es el mundo exterior el que causa esa depresión, o son los propios pensamientos los que la generan y reafirman?  Numerosos estudios sobre el tema  dicen que hay algo en el ritmo y tono de nuestros pensamientos cotidianos que está íntimamente ligado a nuestra salud general.

Estos resultados, más que nada, nos liberan de la falsa creencia en que nuestros genes nos controlan y determinan. Por el contrario, nuestra mente es una buena parte de nuestro destino físico. Si nuestras creencias y pensamientos promueven el estado general del cuerpo, el aspecto mental debe ser atendido y cuidado.

Comentarios

comments