Argentina - Jueves 21 de Septiembre de 2017 10:34 PM
Home

Bulimia y Anorexia: afecta a más de la mitad de la población adolescente

bulimia--1 24 agosto, 2015 - 2:01 pm

Síntomas de una enfermedad que avanza en silencio

Según un estudio de Aluba, el 55,08% de las adolescentes encuestadas, se ven gordas, aunque su entorno las vea con un peso normal.

ALUBA (Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia), llevó a cabo un Cuestionario de Conducta Alimentaria a más de 1000 alumnos de CABA y GBA, en 19 colegios. Los resultados arrojaron que el 55,08% de las adolescentes encuestadas, se ven gordas, aunque su entorno las vea con un peso normal o con bajo peso.

Un dato de mucha relevancia es que el 28,25% de los alumnos que participaron del mencionado estudio, sufren desórdenes alimenticios.

 

Resultados:

 

Mujeres con Patrón Normal de Alimentación: 

Me atemoriza ser gorda: 55,64 %

Me atemoriza la posibilidad de subir de peso: 51,43 %

Pienso en la comida, cuándo comeré y cómo lo comeré: 55,08 %

Creo que me sentiría mejor si fuese más delgada: 40,65 %

Yo me veo gorda aunque los demás afirmen que estoy normal o con bajo peso:  33,44 %

 

Pero las mujeres no son las únicas con este tipo de trastornos.

 

Hombres con Patrón Normal de Alimentación:

Me atemoriza ser gordo: 33,92 %

Me atemoriza la posibilidad de subir de peso: 35,44 %

Pienso en la comida, qué comeré y cuándo la comeré: 40,75 %

 

Los resultados obtenidos de alumnos que tienen un Patrón Normal de Alimentación, siguen corroborando la importancia en la vida de los adolescentes que tiene la figura y la alimentación.

El Lic. Marcelo Bregua, Psicólogo Clínico y Coordinador General de Aluba, señala que “sabemos que su humor y sus conductas pueden estar modificados por la percepción de su imagen corporal y la opinión del Otro. Si a esto entonces le agregamos la presión social, tanto de sus pares como del mundo en general, obtenemos un resultado preocupante”.

Los datos recabados en el estudio, tienen que servir como punto de partida para seguir trabajando y elaborando estrategias que ayuden a todos los adolescentes que padecen esta problemática y para que la legislación vigente, como la ley de talles, empiece a ser cumplida.

 

¿Cuáles son los síntomas de cada enfermedad? Prestá atención a los siguientes signos:

Paciente Anoréxico
• Falta de conciencia de la enfermedad
•  Miedo intenso a la obesidad
•  Distorsión del esquema corporal (se ven gordos a pesar de tener bajo peso)
•  Rechazo a mantener el peso en nivel normal
•  Caída del cabello
•  Hipotensión – Hipotermia
•  Cortan los alimentos en trozos pequeños
•  Comen lentamente
•  Mastican largo rato antes de tragar
•  Prefieren pequeñas porciones
•  tiran, escupen o esconden la comida
•  Pueden consumir anorexígenos, laxantes y/o diuréticos, o vomitar
•  Cuentan las calorías
•  Tienen rituales con la comida
•  Realizan hiperactividad para bajar de peso
•  Se aíslan socialmente
•  El carácter se vuelve irritable
•  Existe depresión en el 40 ó 45% de los casos
•  Tienen conductas obsesivas
•  Autoexigencia
•  Rechazo a la sexualidad
•  Pueden darse atracones
•  Usan ropa suelta (se tapan el cuerpo)
•  Suelen ser excelentes estudiantes y primeros promedios

 

Paciente Bulímico Anoréxico

• Episodios recurrentes de voracidad
• Conciencia de que el patrón alimentario es anormal
• Sentimiento de no poder parar la ingesta
• Oscilaciones significativas de peso
• Deterioro o pérdida de piezas dentarias en vomitadores
• Alternan con ciclos restrictivos
• Tienen conductas compensatorias como: escupir, abuso de líquidos para compensar el hambre
• provocar el vómito, abusar de laxantes y diuréticos. Estas últimas conductas compensatorias purgativas pueden provocar la muerte por paro cardíaco al ocasionar la pérdida de potasio
• Ayuno
• Hiperactividad
• Cortan los alimentos en trozos grandes
• Comen rápidamente
• Apenas mastican o tragan sin masticar
• Prefieren grandes porciones
• Engrosamiento glandular (parótida) en vomitadores
• El carácter se vuelve irritable
• Se sienten culpables
• Comen a escondidas
• Roban para comprar comida
• Obsesión por la silueta y el peso
• Oscilan entre la autoexigencia y el abandono
• Oscilan entre la euforia y la depresión
• Pueden ser muy impulsivos
• Suelen abandonar todo lo que emprenden

 

¿A qué edad se empiezan a percibir los síntomas?

La edad de mayor riesgo es de los 12 a los 25 años.
Sin embargo, la enfermedad está apareciendo en edades cada vez más tempranas. En Aluba hay niños en tratamiento de 4 y 5 años con Trastornos de la Conducta Alimentaria en la Infancia. (www.aluba.org.ar).

Comentarios

comments