Argentina - Lunes 29 de Mayo de 2017 06:21 AM
Home

Autorizan primer nombre con prioridad del apellido materno

Corte 7 agosto, 2015 - 6:09 am

En virtud de la aplicación del nuevo Código Civil y Comercial, que entró en vigencia el 1 de agosto, la Corte Suprema de Justicia dispuso la inscripción del nombre de un menor con el apellido materno seguido del paterno.

Con sustento en la aplicación inmediata del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, aprobado por la ley 26.994, el Máximo Tribunal habilitó la primera inscripción del nombre de un menor con el apellido de la madre en primer lugar y el del padre en segundo.

La nueva normativa derogó la ley que establecía que los hijos de cónyuges de distinto sexo debían llevar como primer apellido el paterno y, sólo a pedido de los progenitores, podía agregarse el de la madre en segundo lugar.

La causa se inició por una acción de amparo presentada en 2012 por un matrimonio, para que las Justicia autorizara la inscripción del nombre de su hijo en el Registro Civil con el apellido materno primero. Para ello, solicitaron que se declararan inconstitucionales los artículos 4° y 5° de la ley 18.248.

Los jueces de la Corte Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda consideraron que, a pesar de ser anterior a la aprobación de la ley 26.994, “la pretensión de los demandantes se encuentra hoy zanjada por las disposiciones del citado artículo 64 del Código Civil y Comercial de la Nación, norma de la que no puede prescindirse”.

“La mencionada circunstancia sobreviniente ha tornado carente de significación actual el
debate suscitado en el caso por estar referido a la validez de un precepto que, al momento, no se encuentra vigente y cuyo contenido material ha sido redefinido -a partir de los nuevos paradigmas del derecho- por el novísimo Código Civil y Comercial de
la Nación en su artículo 64, en sentido similar al propuesto por los actores y al criterio adoptado en la sentencia apelada”, sostiene el fallo de la Corte.

“Dicha norma dispone que el hijo matrimonial lleva el primer apellido de alguno de los cónyuges. En caso de no haber acuerdo, se determina por sorteo realizado en el Registro
del Estado Civil y Capacidad de las Personas. A pedido de los padres o del interesado con edad y madurez suficiente, se puede agregar el apellido del otro. Todos los hijos de un mismo matrimonio deben llevar el apellido y la integración compuesta que se haya decidido para el primero de los hijos”, indica la sentencia, citando el nuevo Código Civil y Comercial.

“No cabe pensar que la inscripción del menor ante el registro pertinente según las pautas establecidas por la norma hoy derogada, configure una situación jurídica agotada o consumida bajo el anterior régimen que, por el principio de la irretroactividad, obste a la aplicación de las nuevas disposiciones. Las constancias de autos dan cuenta de que dicha inscripción obedeció a motivos de orden público, fuerza mayor y ajenos a la
voluntad de los demandantes, que siempre mantuvieron vigente su pretensión con el alcance receptado en el citado código”, agrega.

“A la luz de lo señalado y a fin de evitar que puedan suscitarse ulteriores inconvenientes que dilaten el conflicto más allá de lo razonable y que repercutan en desmedro de los derechos del menor, en particular de su derecho a la identidad, corresponde a la Corte Suprema disponer que el recurrente proceda a rectificar la actual inscripción del niño en el sentido pretendido por los actores, pedido que encuentra respaldo en el arto 64 del citado Código Civil y Comercial de la Nación”, concluye el fallo.

El caso llegó a la Corte Suprema luego de que la Cámara Civil revocara la decisión de primera instancia que rechazó la demanda.

Comentarios

comments