Argentina - Viernes 20 de Enero de 2017 12:23 PM
Home

Vera: “El señor Stiuso todavía sigue operando detrás de las bambalinas”

verapapa 4 junio, 2016 - 4:44 pm

En una entrevista telefónica desde Roma, Italia, el legislador porteño Gustavo Vera habló de todo: el Papa, los servicios de inteligencia, la justicia y el narcotráfico, entre otros temas.

Estas son algunas preguntas y respuestas que el diario La Nación publicó en su página web.

-¿De qué se trata este Coloquio sobre trata y narcotráfico?

-Son muchos años trabajando con el padre Jorge (Bergoglio) en la lucha contra la trata, el trabajo esclavo y el crimen organizado. El consumismo desenfrenado va generando que mucha gente migre de la periferia al centro y se hacinan en situaciones de extrema vulnerabilidad. Eso es aprovechado por estas mafias de la trata y del narco. Hace unos meses hubo un coloquio de alcaldes de las principales ciudades del mundo para tratar este tema. Es el turno de los jueces, que vienen de 30 países.

-Varios de los jueces argentinos que fueron tienen causas sensibles para el poder y algunos interpretan una suerte de apoyo de Francisco al invitarlos. Por ejemplo a Casanello.

-Estos jueces fueron invitados a mediados de enero. En ese momento nadie hizo ningún comentario y a todo el mundo le pareció que era un evento académico. Con las nuevas causas, Panamá Papers, Costa Salguero, nuevos datos en la causa Báez, ahora en Argentina se le dio otra significación. Cuando Juan Pablo II era Papa, en los coloquios también había presencia de funcionarios importantes de su país. No hay nada extraño en la invitación.

-Carrió dice que usted opera “para llevar jueces a Roma”.

-¿Qué significaría “opera”?

-Dígame usted…

-Si por “opera” se entiende decirle a un juez lo que tiene que hacer, absolutamente no. Ahora, si es invitarlo a un coloquio para una acción internacional, sí. Pero no sé qué quiere decir Carrió con “operar”. Carrió se la pasa llamando por teléfono a los jueces y gritándoles, diciéndoles que tienen que procesar a fulano o a mengano, y ella dice que yo opero. ¡El mundo al revés! Este coloquio es simplemente un puente para que los jueces socialicen experiencias sobre estos delitos globales.

-¿Cree que la Justicia está investigando más el pasado que el presente?

-En cualquier causa te encontrás con culpables desde el punto de vista transversal. Claramente en el coloquio no se va a hablar de ninguna de estas causas, pero si me preguntás mi opinión personal, en la causa Báez si vos tirás de la cuerda no solamente te encontrás con funcionarios importantes del gobierno anterior sino también con constructoras que salpican a varios sectores.

-¿Calcaterra?

-Por ejemplo. En los Panamá Papers lo mismo. Hay tal nivel de corrupción hoy en Argentina que cualquier causa que se investigue más o menos de forma independiente evidentemente genera temor en el poder.

-¿Usted igualaría los Panamá Papers con lo de Báez, que podría llegar a Cristina?

-No, lo que estoy diciendo es que hoy hay tal nivel de corrupción que el poder se pone nervioso. Es muy complicado en este momento en Argentina impartir Justicia, sobre todo cuando la Justicia por muchos años estuvo dominada por las expresiones de la SIDE, que en vez de ocuparse de defender los intereses de la patria se ocupaba de extorsionar jueces y apretarlos. Concretamente el señor Stiuso todavía sigue operando detrás de las bambalinas.

-¿Sigue operando?

-No te quepa la menor duda. Está Richarte, está Gallea, está Javier Fernández

-¿En qué lugar operativo lo ubicaría a Stiuso hoy?

-Con la señora (Silvia) Majdalani, no me cabe la menor duda.

-Muchos dicen: “¿Quién le pasa la data a Vera?” ¿Cómo le consta esto que dice?

-Una vez los periodistas me preguntaban: “¿Cómo hiciste para investigar 65 empresas por enriquecimiento ilícito?”. Entonces citamos a un montón de periodistas en el despacho nuestro y empezamos a tomar los nombres. Hay un programa que se llama Google (se ríe).

-¿Macri sabe que está Stiuso?

-No sabría decir. Pero que Majdalani está al tanto no me cabe duda, que Gallea, que Richarte, que Javier Fernández, que toda esta gente tiene vasos comunicantes con Stiuso no tengo la menor duda.

-¿Y Francisco sabe de esto?

-Absolutamente. Lo sabe perfectamente desde hace mucho tiempo.

-¿Y qué dice?

-Ahora ya no hablamos más de este tema, pero todo el mundo sabe que Stiuso arruinó a Bergoglio cuando era cardenal. Stiuso es una persona que ha permitido que el narcotráfico crezca de una manera desmedida en Argentina. El responsable no es solamente el señor Aníbal Fernández, Stiuso es la otra pata que ha permitido que por lo menos en la Aduana, puertos y aeropuertos la droga entrara y saliera como pancho por su casa. En este país Stiuso y Aníbal, aunque estaban enfrentados entre sí, eran dos patas de la acumulación mafiosa del capital que fueron gravísimas y que le hicieron mucho daño a la democracia argentina.

Comentarios

comments