Argentina - Martes 25 de Julio de 2017 07:57 AM
Home

Un gremio desvió fondos para la campaña del FPV

2259719h765 28 agosto, 2016 - 11:25 am

Se trata del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (Sutna) que mantenía una deuda millonaria con distintos proveedores y con su propia obra social, pero los fondos de los afiliados se destinaban al financiamiento de la campaña del Frente para la Victoria (FPV) y de otra agrupación política afín. Esto sucedió bajo el mandato de Pedro Wasiejko, ex titular del gremio y secretario adjunto de la CTA que conduce Hugo Yasky.

La nueva gestión sindical encabezada por Alejandro Crespo, militante del Partido Obrero y referente de la izquierda clasista presentó un informe en donde muestran estas maniobras.“A través del propio sindicato se financiaba a Propuesta Política de los Trabajadores (PPT), agrupamiento político de Wasiejko, y al kirchnerismo”. Según el diario La Nación del relevamiento del estado de las cuentas del Sutna  se expone irregularidades y gastos abultados destinados a proselitismo. Entre las partidas más salientes, como detalló el portal de noticias Infobae surge una solicitada en el diario Página/12 en la que se llamaba a votar a la fórmula Scioli-Zannini. Por la solicitada, el gremio pagó $ 249.898.

Foto: La Nación

Foto: La Nación

 

La deuda asciende a $ 18.558.980, de acuerdo con la auditoría presentada por la actual conducción. “Wasiejko tuvo la concepción del sindicato como un organismo privado. El manejo financiero muestra que eran una burocracia alejada de las necesidades de los trabajadores”, señaló Crespo. Y añadió: “Se hicieron gastos que no corresponden, con el agravante de que ese dinero que no iba a pagar a la obra social, hacía peligrar la atención médica de los afiliados y de sus familias”.

Además surge el giro de $ 860.000 a la Federación de Trabajadores de la Industria y Afines (Fetia), cuyo secretario general era el mismo Wasiejko. Durante su conducción se cedió a la Fetia un inmueble del Sutna, ubicado en Carlos Calvo 2721, en comodato por 10 años.

Foto: La Nación

Foto: La Nación

Lo más insólito es que el ex secretario general admitió el uso de fondos sindicales para financiar la campaña del kirchnerismo y de su propia agrupación, pero minimizó su relevancia. “El sindicato es una organización política, no es una sociedad de fomento, y tiene posiciones y no las escondió nunca. En la segunda vuelta decidimos apoyar a la fórmula Scioli-Zannini porque consideramos que era lo mejor para los trabajadores”, justificó.

Comentarios

comments