Argentina - Miercoles 29 de Marzo de 2017 04:00 PM
Home

Un funcionario kirchnerista renunció a la presidencia de Radio y Televisión Argentina

Tristán Bauer 9 diciembre, 2015 - 6:15 pm

Se trata de Tristán Bauer quien oficializó su dimisión a través de una carta en la que señala que, a pesar de que su mandato vencía en 2017, “han sido 10 años de intenso trabajo colectivo, años de diseño, puesta en funcionamiento, ajustes, correcciones y vuelta a seguir adelante en la creación de un nuevo sistema público de comunicación“.

“He decidido presentarle mi renuncia a la compañera Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el ánimo también de que esta medida sirva para que con celeridad se conforme el directorio de RTA y recomience sus tareas sin dilaciones” dijo en el comunicado.

Días atrás Mauricio Macri había dicho que Bauer estaba agarrado al sillón y que debía renunciar por su condición de militante. Al respecto el cineasta le contestó que “Agarrado al sillón, no estoy, militante sí, lo he sido desde mis primeros años”.

Finalmente ratificó su compromiso personal y agradeció a Néstor y Cristina “por su lucha de todos estos años”.

La carta completa de la renuncia de Tristán Bauer

-No había en el Ministerio de Educación un canal cultural y educativo y hoy está Encuentro como ejemplo de calidad y eficiencia.

-Nuestros niños se formaban viendo 7 señales infantiles, todas diseñadas y producidas en los Estados Unidos de Norteamérica. Ahora en las pantallas está Paka Paka, un ejemplo de tv infantil que se produce con la belleza y calidad que genera el inmenso talento argentino. Un canal que deja de tomar a nuestros niños como meros consumidores para expresar su diversidad cultural siempre desde el respeto a los valores de la niñez.

-El sistema de Radio Nacional estaba desbastado. Viejos transmisores valvulares emitían esporádicamente su señal desde edificios ruinosos. En nuestro sistema de 50 radios pasamos de una potencia instalada de 300 kw a 3000 kw, haciendo una tarea de renovación edilicia sin precedentes y elevando exponencialmente los niveles de audiencia y la calidad de la programación.

-En lo tecnológico, Fernando De la Rúa había dejado canal 7 como una especie de museo de 1978 en funcionamiento. Solo el esfuerzo de sus trabajadores, logró que en aquellos años pueda seguir emitiendo con precariedad. Su transmisor principal y el sistema de repetidoras analógicas eran inestables, y la ubicación alejada de la zona “caliente” en la grilla del sistema pago colocándolo en el número 6 con las sabidas interferencias hizo que el canal llegue a los niveles históricos más bajos de su audiencia. Hoy la televisión pública está de pie, funcionando con la mejor tecnología del mundo y llegando por primera vez en su historia atodo el país desde La Quiaca hasta las bases de la Antártida, desde la cordillera al mar y en forma libre y gratuita en Alta Definición con una programación equilibrada de informativos, programas culturales, deportivos, religiosos, ficciones de calidad, series documentales, de salud, debate y entretenimiento. Su audiencia fue la única que creció marcadamente mientras los otros canales de aire caen acompañando la profunda transformación que se da en estos tiempos de cambios de hábitos de consumos de productos audiovisuales.

-Una larga lista podríamos enumerar de los trabajos realizados durante estos años, la puesta en valor integral del Canal de Trenque Lauquen, la creación de Deportv, la inauguración de la era de la televisión digital y la implementación de la Alta Definición, la llegada a todas las escuelas rurales del país de la televisión de Alta Definición, la estrecha colaboración para dar nacimiento a otras señales como Inca Tv y Tec Tv y la reciente creación del Archivo Prisma donde se conservan todos los archivos originales de la Radio y Televisión Argentina y se los abre y pone a disposición de especialistas y el pueblo todo. Podríamos sumar también la producción de contenidos de ficción y documentales de calidad como jamás se había hecho en la historia.

Sería imposible describir toda la tarea realizada pero tal vez en esta lista estén algunos de los hitos más importantes.

Estos cambios se dieron desde las decisiones tomadas en el seno de los directorios de EDUCAR y RTA.

Para mi han sido 10 años de intenso trabajo colectivo, años de diseño, puesta en funcionamiento, ajustes, correcciones y vuelta a seguir adelante en la creación de un nuevo sistema público de comunicación.

Julio Cortazar, Leonardo da Vinci, Atahualpa Yupanqui, Leloir, Cesar Milstein, ficciones de calidad que le dieron trabajo a músicos, guionistas, técnicos y a los mejores actores argentinos, series sobre nuestras escuelas, filosofía de la mano de José Pablo Feinman o Darío Sztajnszrajber, matemática de la mano de Paenza, un programa de análisis de medios como 678 que sin dudas quedará en la historia de la televisión argentina y que el tiempo se encargará de poner en su lugar, nuestros noticieros y programas internacionales de la mano de Pedro Brieger o Luciano Galende que nos acercan este mundo en conflicto, la serie sobre el Atlántico sur que filmó nuestro mar como nunca se había hecho, la selección argentina jugando las finales, Luciana Aimar llevando a las Leonas a lo más alto en el campeonato mundial e inaugurando al mismo tiempo las transmisiones de Alta definición en la República Argentina. El futbol para todos y tantas pero tantas cosas más estuvieron presentes en nuestras pantallas. Como olvidar las transmisiones especiales de aquellos días de júbilo, de celebración del bicentenario o de tristeza extrema cuando pasó a la inmortalidad el doctor Raúl Alfonsín o nuestro querido Néstor.

La Ley de Servicios de comunicación audiovisual 26.522 en su artículo 119 crea Radio y Televisión Argentina Sociedad del Estado (RTA S.E.) y en su artículo 132 expresa que los cargos del directorio duraran cuatro años y deben existir dos (2) años de diferencia entre el inicio del mandato de los directores y del poder ejecutivo nacional.

Por supuesto que en democracia mi idea fue siempre la de cumplir con la ley que tanto nos costó conseguir, ley que fue votada por mayoría en las dos cámaras y que además fuera declarada constitucional por la Corte Suprema de Justicia luego de superar tantas cautelares y obstáculos en aquel Octubre de 2013.

Sin embargo a los pocos días del triunfo del balotaje de la Alianza Cambiemos comencé a percibir con mucha claridad que aquellos que preconizaban institucionalidad y republicanismo empezaban una fuerte campaña mediática de estigmatización de los medios públicos y un ataque directo a mi persona indicándome que debía renunciar.

Mayor fue mi sorpresa cuando el propio presidente electo Mauricio Macri, a quien de corazón le deseo que Dios lo ilumine y tenga el mayor de los éxitos en su futuro gobierno, desde una entrevista televisiva en la señal TN manifestó que yo estaba agarrado al sillón y que debía renunciar, por un lado, por mi condición de militante y por otro por carecer de condiciones de técnico profesional para ejercer el cargo.

Agarrado al sillón, no estoy, militante sí, lo he sido desde mis primeros años, desde 1972 cuando tenía 13 años y entendí o por mejor decir, sentí que esa actitud era una de las cosas más hermosas que podía tener un ser humano frente a la vida, espero ser un digno militante hasta el día de mi muerte.

Y creo que mi formación técnica y profesional, mis estudios y mis títulos, mi carrera de cineasta, los múltiples premios obtenidos en los festivales del mundo entero y mi desempeño en la construcción desde cero de canales de televisión como ENCUENTRO por solo mencionar un ejemplo, queda demostrado que su juicio sobre mi capacidad no tiene nada que ver con la realidad.

Pero soy hombre de construcción y creo que dado la decisión del futuro gobierno de incumplir con la ley y entrar en un proceso de destitución de mi persona que solo serviría para hacer daño al sistema de medios y entrar en un debate de idas y vueltas sin conclusiones certeras he decidido presentarle mi renuncia a la compañera presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el ánimo también de que esta medida sirva para que con celeridad se conforme el directorio de RTA y recomience sus tareas sin dilaciones.

Un último párrafo de agradecimiento a los directores de los canales y las radios, a los actores, técnicos productores y hombres de la cultura que nos acompañaron en esta etapa, muy especialmente a todos los trabajadores de RTA y Educar.

Ratifico mi compromiso personal a seguir trabajando por una patria más justa en los nuevos tiempos y cierro con el más grande de todos los agradecimientos a Néstor y Cristina por su lucha de todos estos años.

Tristán Bauer

Comentarios

comments