Argentina - Domingo 26 de Marzo de 2017 08:07 AM
Home

Lorenzetti: “Esperan que no consagremos la impunidad”

552449713d98c 23 agosto, 2015 - 11:16 am

El titular de la Corte Suprema, en sendas entrevistas con Perfil, La Nación y Clarín, dejó zanjados varios temas que conciernen al combate contra la corrupción, la relación con el futuro Presidente, el cuestionado sistema de subrogancias y las tensiones con el gobierno nacional.

“Debemos ser muy firmes en fortalecer la independencia de la Justicia. Los jueces tienen que resolver rápidamente las causas, porque la sociedad espera que la Justicia sea efectiva y no consagre la impunidaden los diversos casos que se presentan”, remarcó.

El presidente del máximo tribunal de Justicia no considera posible investigar a los dirigentes políticos por corrupción como en el caso de Brasil y Dilma Roussef: “Aquí lo que se necesita es, como hizo Brasil, una política de Estado para cambiar el sistema. Se lo hemos planteado al resto de los poderes del Estado”.

“Nosotros tenemos que reformar nuestro sistema legal. La Corte no tiene la facultad de reformarlo, pero sí tiene la clara voluntad de que debe ser cambiado”, señaló, aunque su insistencia se basaba en que “la Corte ha sido muy firme en la lucha contra la corrupción y lo seguirá siendo”.

Lorenzetti tomó en cuenta el recambio presidencial en octubre, pero dejó en claro que el trabajo de la Corte Suprema es ser garante de derechos y justicia: “Lo que necesitan los argentinos es que le demos tranquilidad y confianza en un proceso electoral que obviamente genera incertidumbre. No hay ninguna presión que pueda cambiarnos, no hay ningún viento fuerte que pueda mover a la Corte del camino que tiene”.

Por otra parte pidió dejar de relacionar al tribunal con el presidente de turno: “La Corte tiene que ser absolutamente independiente de los cambios de Gobierno porque la Corte siempre ha sido vista como la Corte de un gobierno. En Estados Unidos, el modelo que tomó nuestra Constitución, la Corte no se identifica como la Corte de Clinton o de Bush, es la Corte del presidente de la Corte”.

Lorenzetti admitió que los ministros del tribunal decidieron adelantar la elección de autoridades por esa razón y lo volvieron a elegir presidente. Su intención, de acuerdo a sus palabras es que este sea su último mandato al frente del Poder Judicial: “Éste es mi último período. No creo que siga otro más”.

En los últimos meses, las tensiones entre el Poder Ejecutivo y el Judicial volvieron a crecer. La muerte del fiscal Alberto Nisman y el cuestionado sistema de subrogancias para ocupar los puestos vacantes llevaron a la situación inédita de que los magistrados se sumasen a manifestaciones contra los cambios.

Lorenzetti aclaró que, en su opinión, “los jueces no tienen por qué manifestarse en la calle” y recordó que ninguno de los integrantes de la Corte se sumó a esas movilizaciones: “Nosotros no hemos ido ni creo que los jueces hayan ido demasiado a manifestaciones”.

Al igual que otros dirigentes y autoridades, criticó el sistema de subrogancias que el oficialismo quiere implantar para acercar a decenas de dirigentes “amigos” a juzgados de todo el país: “Hicimos una reunión con los presidentes de las Cámaras. La conclusión fue que la subrogancia tiene que ser algo excepcional y que esta ley presentaba muchísimos problemas en su aplicación”, afirmó Lorenzetti.

El próximo 10 de diciembre podrían ser tres los integrantes de la Corte, según algunos rumores: Carlos Fayt podría retirarse cuando el próximo presidente de los argentinos sea escogido. Sobre este tema, Lorenzetti se limitó a apoyar al juez: “Nosotros somos respetuosos de la decisión que tome el doctor Fayt”.

 

Comentarios

comments