Argentina - Viernes 24 de Marzo de 2017 09:01 AM
Home

Rafecas: “En la causa Nisman no tuve presiones”

rafecas 15 septiembre, 2016 - 10:31 am

El juez federal Daniel Rafecas consideró hoy que en la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Fernández no tuvo “presión directa o indirecta de ningún sector”. Además, el magistrado destacó que trabajó “con tranquilidad como si estuviéramos en Suecia”.

“En mi caso, desmiento absolutamente que suenen los teléfonos de la política”, enfatizó el juez, una semana después que un grupo de dirigentes, intelectuales, empresarios y periodistas pidiera su remoción por archivar “en tiempo récord” la denuncia de Nisman contra la ex mandataria por el memorándum de entendimiento con Irán.

Rafecas insistió en que cuando desechó la presentación del fallecido fiscal, la Sala I de la Cámara Federal -que debe decidir si se reabre la investigación- desestimó la denuncia, al advertir que “la firma de un tratado no puede ser considerado criminal” porque “es un acto absolutamente soberano de un Estado”.

“Lo que yo dispuse en 2014 fue ratificado y confirmado en las dos instancias superiores”, recordó el magistrado en declaraciones a radio 10, donde además remarcó que “ya era evidente, en los últimos meses, que había una estrategia y una movida de algunos sectores para abrir esta causa”.

Rafecas insistió en que “no había hipótesis de delito” en la denuncia de Nisman por presunto encubrimiento en torno a la causa AMIA y reiteró en que lo que planteaba el fiscal “estaba relacionado con el famoso pacto con Irán, y eso en rigor no estaba en vigencia porque Irán no lo aprobó”.

Además, cuestionó que en las 281 páginas que tiene la presentación que hizo Nisman antes de morir “no dice nada de nada” de la carta de Interpol al ex canciller Héctor Timerman en la que el organismo aseguró que el entonces gobierno se encontraba “100 por ciento comprometido a que las notificaciones rojas” sobre los ex funcionarios iraníes imputados “se mantuvieran en efecto”.

Sobre las críticas de su colega y ex mujer de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, por haber archivado la denuncia del fiscal, expresó que entiende el dolor de la jueza, pero dijo que le “llama la atención” sus cuestionamientos.

Consultado sobre si recibió presiones políticas en torno a la denuncia de Nisman, respondió: “No me llamaron ni tuve presión directa o indirecta de ningún sector. Trabajé con la tranquilidad como si estuviéramos en Suecia. En general, cuando tengo que tomar decisiones de estas características, siempre ha sido así”.

El juez también destacó que “fue impresionante la ola de indignación republicana” que recibió “a las 48 o 72 horas de publicada la solicitada” para reclamar su destitución e insitió en que lo “sorprendió” el pedido porque “no tiene precedentes”.

Comentarios

comments