Argentina - Jueves 27 de Julio de 2017 01:43 AM
Home

Omar Plaini: “Se han cometido una serie de atrocidades en la intervención al gremio”

Screen Shot 2017-07-07 at 4.51.39 PM 7 julio, 2017 - 4:50 pm

Omar Plaini, secretario General del sindicato de canillitas, dialogó con Mauro Viale en su programa Más que noticias, sobre la intervención oficial a su gremio.

Al respecto señaló: “Ya en este país hay cosas que no sorprenden, pero tengo una gran indignación, como todos los compañeros”. Respecto del día del allanamiento e intervención del gremio, relató: “Estaba yendo a San Miguel y me llama una empleada, prácticamente llorando, y me dice que estaban allanando el sindicato y que había 120 gendarmes y 7 carros de asalto. Y le dije que estas cosas suceden cuando van a una villa a buscar narcotrafiantes… Sentí que iban a buscar a Pablo Escobar a Canillitas”.

Luego recordó que cuando llegó al sindicato “me pararon los gendarmes, me pidieron que me identifiquen, me tuvieron diez minutos en la puerta y ahí me conecté con el gendarme a cargo del operativo y funcionarios del Ministerio de Trabajo que tenían una orden de allanamiento, intervención y desplazamiento de la conducción”.

Sobre la intervención agregó: “En cuanto a intervenciones ya tenemos el cuero duro, es la séptima: 55, 62, 66, 69, 76, 89 (cuando estaba el Negro Cortés, ya en democracia) y ahora en 2017”. Luego denunció que los gendarmes que participaron en el operativo no le permitían salir a hablar con los periodistas que estaban cubriendo el hecho, a pesar de que les aclaró que tenía fueros como diputado nacional. “En un momento hubo una situación hasta irrisoria, porque yo estaba en mi segunda casa que es el sindicato, y tenía permanentemente alrededor mío de ir al baño y me seguía uno, al que le dije: Mire que lo que voy a hacer usted no lo puede hacer por mí. Lo único que falta”, añadió.

En cuanto al origen del proceso judicial, explicó: “Esto se inicia en 2013, cuando hacemos un proceso electoral y una asamblea en UATRE, donde hay mesas con planillas y los padrones con los afiliados. La denuncia por adulteración de documento privado dice que en las planillas quienes ingresaban en algunos casos no eran canillitas y que algunos en las listas estaban fallecidos. La denuncia la hacen dos compañeros de una lista opositora que, por otro lado, participan del proceso electoral, legitimándolo. Nosotros sacamos el 80% de los votos y ellos sacan el 9%. Ahí vamos a la Justicia con las denuncias de ellos y la Sala 10 de la Cámara Nacional del Trabajo determina el triunfo de la lista Bordó sin ningún tipo de irregularidad, el Ministerio de Trabajo de ese entonces apela a la Corte, la Corte convalida lo de la Cámara del Trabajo… Es cosa juzgada esto”.

Pero, continúa relatando, “hace un año le digo a los abogados que eso debería haber prescrito porque una causa por supuesta adulteración de documento privado prescribe, pero cuando comienzan a pedir la prescripción para sorpresa nuestra esto se empieza a acelerar”. Plaini manifestó su sorpresa por el accionar judicial, sobre todo cuando “los mismos actores que habían denunciado dicen que no siguieron como querellantes y nunca pidieron la intervención del gremio porque ya fue cosa juzgada”. “Pero el juez acelera la causa y me citan a indagatoria, a mi y al resto de los involucrados, que hacemos uso de la facultad constitucional de no declarar hasta tanto se resuelva la prescripción y pedimos la nulidad de la indagatoria”, añade.

“Además tuvimos que pedir mi legajo al juzgado durante más de un año, que cuando apareció se vio que está absolutamente limpio, como si fuera un quirófano”, detalla el dirigente. Y agrega: “Pero el lunes, al llegar al allanamiento, me encuentro con que el juez cambió la carátula y ya no es adulteración de documento privado sino público por la intervención de la escribana. Aclaro que la escribana y quien habla no estamos constatando el ingreso de los afiliados, mi tarea es presidir la asamblea y la escribana verifica todo el acto de la asamblea”.

Para terminar, denuncia que el juez Martínez de Georgi además de cambiar la carátula, “dictó la falta de mérito a los 5 integrantes de la junta, al secretario de actas y me procesa a mi y a la escribana”. “Pero además determina la intervención y el descabezamiento de toda la conducción. Pregunto: ¿Tiene competencia un juez federal criminal y correccional en el fuero laboral? No. Acá hay una serie de atrocidades que se han cometido que denunciamos. Una vergüenza total”, concluyó.

Comentarios

comments