Argentina - Martes 28 de Marzo de 2017 09:36 PM
Home

Niembrogate: el PRO se cobró la cabeza del supuesto entregador K

Marcos peña 19 septiembre, 2015 - 11:32 am

El Gobierno porteño despidió a un empleado de la administración de la Ciudad de Buenos Aires que habría tenido acceso a los contratos denunciados por irregulares y celebrados entre la Usina Producciones y la escuela de periodismo deportivo, con la administración macrista.

Si bien no trascendió el nombre del “desleal” empleado, que habría pasado los datos a medios afines al kirchnerismo y a dirigentes oficialistas, según publica el diario Perfil la situación abrió un frente interno de tormenta en el PRO. 

Además muchos estarían apuntando a Marcos Peña, quien pertenece a la mesa chica del PRO y es de extrema confianza para Mauricio Macri. ¿Habrá pertenecido a su esfera el empleado y supuesto espía acaso?

Según un apartado del diario:

El área apuntada es la Dirección de Contaduría, a donde llega el expediente para que se prepare el dinero a cobrar, en este caso por La Usina, la empresa del periodista deportivo. Fuentes del macrismo aseguraron que ya hay una persona identificada, aunque se negaron a dar su nombre. Algunos funcionarios aseguraron que fue cesanteado y separado de su cargo. Luego, el gobierno porteño buscó bajarle el tono y evitó dar precisiones sobre el destino del funcionario señalado por las filtraciones”.

En su artículo central sobre el tema, Perfil agregó que:

“En los últimos días, de hecho, en la sede del gobierno porteño se inició una cacería para identificar al responsable de haber filtrado la documentación que terminó afectando la campaña. Pases de factura, ataques a los responsables de la comunicación partidaria, reuniones para definir los pasos a seguir dado el nivel de incertidumbre y largas catarsis completaron una semana olvidable para el PRO.

“Sé de dónde viene, estos tipos tienen una oficina en la (ex) SIDE con pibes de La Cámpora que están todo el día armando carpetazos”. Ofuscado, con un sentimiento de derrota infrecuente, Macri intentaba encontrarle explicación al caso que sacudió su gobierno y, en especial, su candidatura. La frase, que repitió ante su mesa chica esta semana, resume lo que circula en la Ciudad: que fue un “topo” que filtró al kirchnerismo información sobre el tema Niembro. Según confiaron en el PRO, ya habría sido despedido por su presunto vínculo con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Comentarios

comments