Argentina - Sábado 21 de Enero de 2017 11:08 PM
Home

Mauricio Macri: “No imagino a Cristina presa, ni lo pienso”

macri001 20 julio, 2016 - 9:56 pm

El presidente Mauricio Macri señaló que los ajustes económicos decididos por el Gobierno eran inevitables porque la Argentina que dejó el kirchnerismo era “un avión que iba a estrellarse”. Las decisiones que tomó, según afirmó, evitaron “la crisis final que hubiese sido una Argentina yendo hacia Venezuela”.

Durante la entrevista concedida a Telefé Noticias, el Jefe de Estado repazó varios temas. Sobre la herencia dejada por el gobierno anterior el Presidente consideró que “Argentina era como un avión que iba a estrellarse”. “Logramos remontar y evitamos la crisis final que hubiese sido una Argentina yendo hacia Venezuela” mientras que hizo referencia a la ausencia de estadísticas de la gestión kirchnerista: “Lo hicimos sin instrumental. Hubo un gobierno que destruyó todo tipo de información”, precisó.

Respecto a la situación judicial y las causas que enfrenta la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el jefe de Estado evitó polemizar y, consultado sobre la posibilidad de que la ex mandataria puede terminar presa, afirmó: “No lo imagino, ni lo pienso, no es un tema mío”.

“Hay que ser muy respetuoso en la independencia de los poderes. Estoy orgulloso de haber generado un espacio en el que la Justicia empiece a combatir la impunidad. Les he pedido que no solo la impunidad del pasado sino del presente. No quiere que la Justicia esté distraída a lo que pueda hacer cualquier funcionario”, profundizó.

El mandatario, aprovechó la ocasión y pidió paciencia al señalar que “siete meses no emparejan 200 años”. Sobre el aumento de las tarifas de los servicios públicos como el gas y la luz opinó que el ajuste tarifario fue doloroso pero inevitable, y ratificó que “lo peor ya pasó”. Aunque, se mosotró conforme con la moderación de los servicios: “Esto fue gradual, la energía cuesta más que las tarifas que están sobre la mesa”.

En ese sentido, sobre el impacto que puede recibir el país a raíz de estas decisiones admitió que “entiende” a la sociedad, pero explicó que se debe comprender que “esto es un camino y que no podemos revertir tantos años de políticas equivocadas de un día para el otro”.

Respecto a su relación con Nicolás Caputo –hombre cercano y amigo del Presidente- Macri negó que vaya a gozar de algún privilegio durante su gestión y lo diferenció lo diferenció de Lázaro Báez. “Nicolás, que es mi amigo, existe mucho antes de que yo sea presidente, va a cumplir las mismas reglas que todos los demás”, aseguró.

Por su parte, al ser consultado por el rumbo económico nacional sostuvo que “el indec ya arrancó a publicar índices de inflación, y va a haber un nuevo censo porque estaba manipulado el anterior” y mostró optimismo al analizar el mercado laboral argentina: “Ya cambiamos el rumbo, empezamos a generar condiciones para crecer”.

“Estamos analizando mercado por mercado para que no haya posiciones dominantes. Mi tarea como presidente es generar las condiciones para que los argentinos tengan acceso al bienestar y a mejores precios. Y eso lo va a lograr la competencia, tiene que haber reglas de juego”, agregó.

Sobre las retenciones y medidas sociales, el ex Jefe de Gobierno porteño se mostró en defensa del campo y la minería, al argumentar que ambos sectores productivos son clave en la construcción de una nación.

“El campo y la minería son de las fuentes más importantes que tiene el país. [Hay sectores] que no tienen alternativas. La Argentina crece si crecen las economías regionales”, afirmó. “Todas las medidas que he tomado han sido a favor de disminuir la pobreza. Ampliamos la AUH, las asignaciones familiares, lo que estamos haciendo con los jubilados, con los empleados temporarios, la ley pyme, la de autopartes, con la obsesión de generar oportunidades”, enfatizó como contraste de los beneficios al campo y a las mineras.

Al recibir la consulta sobre la causa de los Panamá Papers, el Presidente precisó que es “absolutamente” inocente y señaló que el caso “no dejó costo” político para él y desestimó el impacto del escándalo debido que según lo planteado, sus explicaciones se entendieron. No obstante, el Presidente no evitó hablar de Fútbol para Todos después de que los clubes pidieran romper el contrato con el Estado. Sobre la gratuidad del servicio, se limitó a decir que “se está discutiendo”, y sentenció: “El fútbol necesita ir a una transformación como está yendo la Argentina”.

“Es una vida pasada, era una empresa declarada en la AFIP. (Soy) completamente inocente, está probado. No tuvo un costo, la gente creyó perfectamente. Nos conocemos de hace mucho tiempo, de Boca y la Ciudad”, sintetizó.

“Valoremos el diálogo, la diversidad de opiniones. No existe salvación individual, necesitamos entendernos, este es el camino. Trabajo para que cada uno de los argentinos viva mejor”, concluyó.

Comentarios

comments