Argentina - Domingo 23 de Julio de 2017 01:58 AM
Home

Martín Lousteau: “Hay que rediscutir el Estado y relegitimar la política”

Screen Shot 2017-07-13 at 4.28.45 PM 13 julio, 2017 - 4:50 pm

Martín Lousteau, precandidato a diputado del frente Evolución, dialogó con Mauro Viale en su programa Más que noticias sobre diversos temas de la actualidad política y económica del país.

En primer lugar Lousteau se definió como  “socialdemócrata o de centroizquierda moderno” y sostuvo que la diferencia entre izquierda y derecha “s que la derecha cree que el statu quo, que la distribución actual de todo es la que es y no hay que modificarla; mientras que la izquierda cree que lo que te toca en vida está determinado por el lugar donde nacés, te toca nacer rico en un barrio de la Ciudad de Buenos Aires o pobre en Charata , entonces lo que podés hacer de ahí en adelante es muy poquito y el rol del Estado es eliminar o reducir al máximo esas diferencias”.

Luego sostuvo que en nuestro país “somos una sociedad redistribucionista” porque periódicamente sufrimos crisis económicas que implican “redistribuciones de ingresos en las que el que está desprotegida es el que no tiene ningún tipo de capital humano, físico o financiero”. Y añadió: “La distribución en Argentina no es justa por todas estas cosas y todos queremos afectarla, pero lo que me parece que no discutimos es cómo lo hacemos de manera duradera, sustentable”. “Para mi no hay visión sobre qué es lo que queremos que haga nuestro Estado, que se ha vuelto disfuncional a pesar de que tiene mucha más plata”, remató.

En relación con el período de gobierno kirchnerista, opinó que mientras que a Néstor Kirchner le tocó “un hospital de guerra, donde había que amputar, suturar, dar penicilina y no mucho más desde la crisis”, la ex presidenta Cristina Fernández tuvo la oportunidad de “construir un hospital de mediana complejidad y en el camino mutó, fue para otro lugar”. Luego explicó: “Todas aquellas cosas que funcionaron bien del kirchnerismo son ampliaciones de derechos que no exigen gestión, como la Ley de fertilización asistida, la moratoria previsional, se ampliaron derechos pero no existió la voluntad de dotar al Estado de más gestión, no te dí más acceso a la vivienda, no te pude hacer rutas, trenes, no pude mejorar la seguridad ni combatir al narcotráfico”.

“En un momento empezó a mostrar que el Estado te defendía pero creo que fue una visión bastante superficial porque la concentración aumentó, la inseguridad aumentó, la economía se estancó, la inflación era y sigue siendo galopante. Tengo una definición distinta del populismo que sería la subordinación permanente del largo plazo al corto plazo por la que se busca resolver el corto plazo aunque no sea sustentable. Desde este punto de vista hay populismo de derecha y de izquierda”, detalló Lousteau.

El candidato planteó la necesidad de “rediscutir el Estado” para lo que es necesario superar la “grieta” ya que en el proceso se verán afectados intereses de distintos sectores, tanto empresariales como gremiales o ciudadanos, y además hay que “recuperar la legitimidad de la política porque en la medida en que la política se desprestigia pierde la capacidad para afectar intereses”. Y agregó: “Tenemos el Estado más grande de nuestra historia, sustentado con las tasas de impuestos más grandes del mundo, con déficit fiscal ahora financiado con endeudamiento, y aunque tenga toda la plata del mundo existen el doble de pobres que hace 25 años. El Estado es gigantesco y no puede resolver nada. El Estado es el 47% de toda la economía, el 35% de todos los trabajadores en blanco, dos terceras partes de los que perciben un ingreso (incluyendo jubilados, pensionados, AUH y trabajadores estatales). Es un Estado pesado que no llega a tiempo a resolver los problemas”.

En cuanto a la situación actual reconoció que hay grandes sectores de la población que están pasando “un mal momento” y sostuvo que “la economía no arranca porque no hay expectativas de futuro”. Al respecto agregó: “Si yo tengo miedo del futuro no gasto y además hay un montón de gente que hoy no puede consumir”. Respecto de los sectores de población que están en la pobreza o la indigencia planteó la necesidad de “empezar a priorizar” y cuestionó que el Gobierno de la Ciudad gaste más de 14 millones de pesos en organizar un Torneo federal de asado o 4 millones de pesos diarios en publicidad o que el Gobierno nacional nombre una directora General de Bicicleta. También denunció las manipulaciones que el Gobierno de la ciudad realiza con las estadísticas cuando niega la crisis educativa o plantea que hay sólo 1060 personas en situación de calle. “No son prioridades, rediscutamos lo que tiene que hacer el Estado y lo que no es prioritario hagámoslo cuando llegue el momento porque ahora hay urgencias y el Estado tiene que ser eficaz en resolverlas”, concluyó.

Comentarios

comments