Argentina - Sábado 25 de Marzo de 2017 10:54 PM
Home

María Eugenia Vidal: “Me tocó administrar una provincia quebrada”

entrevista con la flameante ganadora a gobernador maria eugenia vidal.                                                                FOTOS MARCELO GOMEZ                                     entrevista con la flameante ganadora a gobernador maria eugenia vidal.                                                                FOTOS MARCELO GOMEZ 1 septiembre, 2016 - 11:09 pm

En una extensa entrevista con el periodista Nélson Castro en el programa Juego Limpio, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, hizo un amplio repaso por los diversos temas conflictivos de la situación de su distrito. Seguridad, amenazas, proyecto de dividir La Matanza, conflictos docentes, y situación en el área de salud. Tampoco faltaron referencias al estado del país en los 8 meses de gobierno del presidente Mauricio Macri.

En cuanto a la necesaria intervención sobre las fuerzas de seguridad provinciales, sobre las que se han planteado incluso numerosas bajas de efectivos por investigaciones de posibles delitos, opinó “si hay un delincuente yo prefiero que no esté en la fuerza”. Más en general, consideró que hay “muchos efectivos que quieren hacer las cosas bien” y que para ellos tiene que quedar claro que los que no lo hagan van a ser investigados y separados.

Acerca de la reciente seguidilla de amenazas de la que fue víctima, Vidal sostuvo que desde diciembre sabían “dónde se estaban metiendo”. Explicó que desde el inicio se hicieron denuncias de corrupción en varios ministerios y denuncias contra el juego clandestino, lo que ha implicado abrir “varios frentes”. Y agregó: “Nosotros sabíamos que nos íbamos a meter en una situación difícil. Pero mi equipo y yo estamos tranquilos. Las intimidaciones y amenazas son para que nos apartemos de lo que estamos haciendo. Y no nos vamos a apartar. Tampoco van a lograr que nos apartemos de la gente. Yo los actos que hago los hago sin vallas. No voy a dejar de hacer mi trabajo”.

Más en general, sostuvo que ha habido un cambio “en el mapa político de la provincia”, que se manifiesta en cambios en diversas intendencias, incluso del FPV. “Hay otro mapa político en la provincia, hay una dirigencia mejor. Hay intendentes que se han comprometido a luchar contra el narcotráfico o el juego clandestino y con ellos estamos trabajando muy bien”.

Consultada sobre el proyecto de división de La Matanza, Vidal explicó: “Hay que estudiar el proyecto en profundidad. La Matanza está muy dividida socialmente, entonces tenemos que ver que las divisiones no consoliden la desigualdad. Hay que hacer estudios productivos y sociales. Le pedí al Gabinete que haga los estudios que hagan falta”. “Hay que privilegiar lo que es mejor para la gente de la Matanza, no la especulación de un sector político u otro”, concluyó.

Sobre la complicada situación en cuanto a la salud pública en la provincia, la gobernadora reconoció que “hay problemas graves con muchos hospitales” y que “en cuatro años no se van a resolver todos los problemas de salud de la provincia”, aunque se están haciendo cambios y avances importantes, especialmente en lo que hace a seguridad en los hospitales, derivando efectivos policiales de la custodia de otros edificios públicos y en el área medicamentos e insumos. En particular, señaló que la prioridad sonLa prioridad son “las guardias, las neos y las obstetricias”. Y agregó: “Hay algo que seguro no va a pasar en mi gobierno. No vamos a generar lugares nuevos sin antes garantizar que los que están funcionen. La política anterior fue inaugurar y después dejarlos abandonados”.

En cuanto a los diversos conflictos sindicales que se están sucediendo a nivel provincial, específicamente en el área salud y docencia, la gobernadora reconoció: “Médicos, policías y docentes de esta provincia no ganan lo suficiente. Llevan un retraso salarial de muchos años”. Pero aclaró que esto se debe a que “este año me tocó administrar una provincia quebrada”. Luego de reiterar la importancia que tiene la palabra empeñada, explicó que no quiso prometer recomposiciones salariales imposibles de cumplir. Pero sí anticipó: “Nuestro compromiso es pagar lo que podemos y, por supuesto, ir incrementando. Pero hay que ir diferenciando al que trabaja del que no trabaja. Y hay que pagarle mejor al que de verdad trabaja”.

Acerca de la situación docente, caracterizada por un paro altamente conflictivo en los últimos días, consideró: “Los mensajes que se habían dado al sistema educativo después de 2001 eran que la escuela tenía que ser un lugar de contención. Y yo creo que tiene que ser un lugar de aprendizaje. Aunque los chicos terminen la escuela si tienen un título secundario mentiroso con ese título no van a poder estudiar ni trabajar”. Anticipó que en los próximos meses va a impulsar una evaluación de todos los chicos de primaria y secundaria y un censo, e intimó a los docentes a no aceptar presiones y no hacer pasar de grado a los chicos que no cumplan con los objetivos: “Si el chico tiene que repetir, que repita. Ayudarlo es no hacerlo pasar de grado sin saber”.

Consultada acerca de la situación económica general del país, luego de que se dieran a conocer diversos indicadores negativos, planteó: “No me sorprenden las dificultades económicas que estamos atravesando hoy porque vienen de hace 5 años. Estamos pagando muchas consecuencias de años de no decir la verdad. En estos meses, que son pocos, empezamos a dar señales”.

Luego reivindicó el rol del presidente Mauricio Macri, quien “en este momento el Presidente está en China para ser nombrado presidente del G20, lo que es una muestra de confianza enorme del mundo”. Y afirmó que está “muy tranquila” con el equipo económico a nivel nacional, más allá de las discusiones entre Prat-Gay y Sturzenegger. A continuación planteó su convicción acerca de que “la inflación va a empezar a bajar” y el próximo año “la economía va a comenzar a crecer”. “Se comenzaron a mostrar algunas mejoras, aunque no van a la velocidad que todos quisiéramos”, agregó.

Para terminar destacó la capacidad del Presidente de escuchar: “Es una persona que todo el tiempo escucha”. Y sostuvo que la continuidad de Lilita Carrió como parte del espacio Cambiemos “es una prueba de que podemos convivir con alguien que no piensa como nosotros”.

“El gobierno inició un cambio que es profundo, cultural, que es que los argentinos decidamos no tomar más atajos y decir la verdad para ir a un lugar que se sostenga en el tiempo”, concluyó.

 

Comentarios

comments