Argentina - Lunes 26 de Junio de 2017 12:40 AM
Home

La titular de Justicia Legítima había votado el 2×1 para un represor

B1F7SFime_930x525 19 mayo, 2017 - 6:21 am

Se trata de la doctora María Garrigós de Rébori, titular de la agrupación jurídica “Justicia Legítima” que ayer había pedido la renuncia de Rosenkrantz, Rosatti y Highton, quien había votado a favor a aplicar el 2×1 nada menos que a Raúl Guglielminetti, el famoso espía del Ejército que operaba en el centro clandestino “Automotores Orletti”.

Según informó el portal Infobae, los abogados de Guglielminetti argumentaron que si bien los hechos por los cuales había sido condenado su defendido eran anteriores a la derogación de la ley, en 2001 sus efectos continuaban vigentes en virtud del principio de la ley penal más benigna. La misma tesis que admitieron los jueces de la Corte que hace dos semanas votaron por aplicar ese beneficio al represor Luis Muiña.

La Cámara Criminal y Correccional rechazó el pedido de excarcelación del represor, pero hubo un voto en disidencia: fue el de la jueza María Laura Garrigós de Rébori, presidente de Justicia Legítima. La justificación de su voto fue que Guglielminetti había cumplido los dos tercios de la pena, debiendo aplicarse el 2 por 1 por tratarse de la ley penal más benigna. Y agregó: “Considero que lo requerido por la defensa no es un beneficio sino un derecho”.

Raúl Antonio Guglielminetti, conocido por su alias “Mayor Guatavino”, fue un agente de inteligencia que integró el temible Batallón 601. Durante la última dictadura militar perteneció al grupo de tareas que operaba en el centro clandestino de detención “Automotores Orletti”, bajo el mando de otro represor, Aníbal Gordon.

Comentarios

comments

Etiquetas: