Argentina - Martes 25 de Julio de 2017 03:44 AM
Home

Fein presentó su jubilación y un duro descargo frente a Gils Carbó

Viviana-Fein 18 abril, 2016 - 3:16 pm

La titular de la Fiscalía de Instrucción Nº45, Viviana Fein, presentó su jubilación y una respuesta a la denuncia por irregularidades que le hizo la Sala VI de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional de la ciudad. La funcionaria había estado a cargo de la investigación de la muerte del Fiscal Albeto Nisman.

Junto a los papeles de su jubilación que presentó frente a la procuradora Alejandra Gils Carbó, Fein entregó un descargo como respuesta a la denuncia por irregularidades que le hizo la Sala VI de la ciudad al decidir el paso de la causa Nisman al fuero federal.

El documento, al que tuvo acceso Perfil.com, responde a “cada una de las supuestas irregularidades”: manifiesta “la sorpresa”, en primer lugar, que experimentó “al tomar conocimiento del contenido del fallo emitido” por los camaristas, “no por lo resuelto”, sino “por las injustas e inmerecidas consideraciones que se han formulado en lo que respecta en mi actuación como Fiscal de dicha causa”. Y aclaró: una “sorpresa acompañada, por qué no decirlo, de estupor y desagrado”.

“El hecho trascendió fronteras”, dijo Fein, y agregó: “El inicio del procedimiento fue absolutamente vertiginoso. El trabajo fue arduo. (…) La presión mediática fue desmedida, tanto nacional como internacional. (…) Todos, absolutamente, todos, opinaron acerca de lo que había sucedido. La gran mayoría de ellos sin el mínimo conocimiento de lo que se actuó en el expediente”.

Asimismo, criticó a los periodistas “con buen tino y también aquellos inescrupulosos, que hicieron de la muerte de Nisman un hecho -show- mediático, a más no poder”.

Según la funcionaria, la querella tergiversó “con absoluta intencionalidad, toda la prueba que se había colectado. Para ello, se hicieron presentes en muchísimos programas de televisión. La única responsable de todo lo mal obrado, fue siempre Fein”.

También denunció que los abogados de Arroyo Salgado inocularon “en gran parte de la sociedad la idea de que todo el trabajo de la fiscalía en torno a la investigación fue, lisa y llanamente, desastroso”.

“¿Qué decir de la doctora Palmaghini?”, se pregunta Fein. “Quiero dejar asentado que tuvo conocimiento de todo lo obrado; tiempo durante el cual no se opuso a las múltiples medidas de juicio que se instrumentaron, por lo tanto, a su modo, acompañó y en muchas ocasiones respaldó, de manera contunde, la marcha del legajo”.

Comentarios

comments