Argentina - Martes 19 de Septiembre de 2017 05:45 PM
Home

EXCLUSIVO: el testimonio de las monjas ante el juez Rafecas

monasterio 22 julio, 2016 - 4:45 pm

Las hermanas María y Marcela comparecieron ante el juzgado federal de Daniel Rafecas por el caso López y afirmaron que Inés, la madre superiora a la que ambas responden por las jerarquías del monasterio, les había anunciado que estuvieran “atentas” porque iba a venir “José”, sobre los hechos ocurridos durante la madrugada del 14 de junio cuando López acudió al convento con los bolsos de dinero. La hermana Marcela recordó que la madre Inés ayudó a”José” a meter los bolsos adentro de la casa luego de que López les dijera “esto traigo para el Monasterio”.

Alerta Online pudo acceder en exclusiva a los testimonios de las religiosas María Casas y Marcela Albin, que debieron presentarse hoy ante el magistrado Daniel Rafecas, en medio de un fuerte operativo de seguridad del tercer piso, donde están radicadas las oficinas del Juzgado Federal Nº3.

Al ser consultada por los hechos ocurridos la madrugada del 14 de junio, la hermana Marcela recordó el momento exacto en el que entraron los bolsos y cuyas imágenes se difundieron a través del video: “Abrió la puerta la madre Inés, José estaba ahí con unos bolsos. Y la madre Inés le abrió la reja primero y después la puerta, y él le dijo ‘esto traigo para el Monasterio’ y que ‘quería ver a la madre Alba’, porque siempre hablaban con ella o con el Monseñor”. “Bueno, entonces José agarró los bolsos y la madre Inés lo ayudó a meterlos adentro de la casa”, agregó.

Tanto la hermana María como Marcela reconocieron que habían visto en algunas oportunidades al ex secretario de Obras Públicas junto a su esposa, “la señora Mari” y que regularmente les llevaban alimentos no perecederos, sábanas o ropa para las religiosas. Asimismo, reconocieron que era “habitual” que cada vez que alguien iba al monasterio, les llevaran “donaciones” . “Bueno, como creímos que eran comestibles, Inés le pidió a José que los llevara a la cocina y después de eso, él se fue a la habitación de la madre Alba. Mientras tanto Inés y yo esperamos en el comedor”, recordó la hermana Marcela.

En la declaración testimonial ante el juez Rafecas, María, una las hermanas aclaró que en la noche del 13 de junio, la hermana Alba le indicó que estuviera “atenta al portón de entrada porque iba a venir ‘José'”.  La monja de clausura, que no sale del convento y solo está autorizada a abrirle la puerta al personal de mantenimiento, afirmó que esa noche “tuve que volver y sentarme en el torno a esperar que llegue ‘José'”.

Nota en desarrollo.

 

Comentarios

comments