Argentina - Jueves 20 de Julio de 2017 03:37 PM
Home

El Gobierno abrió dos licitaciones para sembrar en tierras de las Fuerzas Armadas

campos militares 23 agosto, 2016 - 6:51 am

El Gobierno abrió dos licitaciones para sembrar 9806 hectáreas que pertenecen al Ejército en el establecimiento General Paz, en Ordóñez, Córdoba, entre soja y maíz de la nueva campaña, con opción para una campaña más.

Las licitaciones fueron realizadas a través de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, el organismo en la órbita de la Jefatura de Gabinete de la Nación que controla los bienes del Estado.

Los primeros grupos interesadas en las tierras son Cresud – ligada a IRSA, de la familia Elsztain, que sembró en la campaña pasada en la Argentina 211.776 hectáreas- y MSU -de la familia Uribelarrea, que labra más de 150.000 hectáreas.

Hasta el momento, se registraron hubo ofertas para ese campo del Ejército por 7096 hectáreas, el 72% del total, entre soja y maíz. En plata, el monto licitado significa más de 48 millones de pesos, los cuales tienen como destino las arcas del Estado por este proceso.

De este modo, la gestión encabezada por Mauricio Macri cambió el modelo desarrollado en el kirchnerismo para la adquisición de tierras pertenecientes a las Fuerzas Armadas.

Durante el gobierno de los Kirchner, las tierras también eran alquiladas. En 2013 el Ministerio de Defensa y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) acordaron para que las tierras de las Fuerzas Armadas sean producidas por el mismo Estado.

Tras ese pacto, en la campaña 2013/2014 el viejo gobierno sembró 18.639 hectáreas en campos de las Fuerzas Armadas en Buenos Aires, Córdoba y Entre Ríos. Para la campaña 2014/2015 pasó a un plan de 24.060 hectáreas, con apoyo en la gestión y la administración de una empresa vinculada con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

El actual gobierno decidió dar de baja ese convenio de 2013 y comenzar a llamar a licitaciones públicas de 30.000 hectáreas entre todas las fuerzas.

En ese establecimiento del Ejército, se licitaron 4354 hectáreas para soja. Y se puso un precio de alquiler fijado por el Tribunal de Tasaciones de la Nación, que lo estableció en 13,49 quintales por hectárea de soja.

Según fuentes del sector privado, Cresud y MSU ofrecieron por más del 90 por ciento de esa superficie precios superiores a sus competidores, aunque en línea con los valores de mercado de la región.

Comentarios

comments