Argentina - Miercoles 26 de Julio de 2017 05:37 AM
Home

Dos obispos rechazaron el “2×1” para genocidas

obispo 9 mayo, 2017 - 9:45 pm

Los obispados de Quilmes y Neuquén y la Conferencia Argentina de Religiosos y Religiosas (Confar) expresaron hoy su rechazo al fallo de la Corte Suprema que aceptó la aplicación del cómputo de la pena conocida como “dos por uno” a un condenado por delitos de lesa humanidad perpetrados en la última dictadura.
La Vicaría de Solidaridad de la diócesis de Quilmes expresó su “indignación” por el fallo del máximo tribunal y advirtió que esa decisión “reabre las heridas, reaviva el dolor, genera un descrédito en el poder judicial”.
“El padre obispo Jorge Novak ha sido uno de los cofundadores del Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos y nuestra diócesis es miembro del Movimiento desde febrero de 1976. Nuestro obispo Carlos Tissera es, actualmente, copresidente del MEDH. Nos indigna este fallo”, aseveró en un comunicado.

El obispado de Quilmes rechazó el fallo de la Corte al sumar su voz a la de “todos aquellos que sienten una gravedad institucional extrema en este acontecimiento”.
En tanto, la diócesis de Neuquén expresó su repudio a la decisión de la Corte y recordó las palabras que el fallecido obispo Jaime De Nevares pronunció el 29 de diciembre de 1990 en ocasión del indulto del entonces presidente Carlos Menem “a los genocidas Videla, Massera y Agosti”, a las que consideró “nunca más actuales”.
“La inicua injusticia se ha consumado. La Justicia, garantía de seguridad para la Nación, ha sido burlada. La arbitrariedad ha sido entronizada. La desconfianza hacia las instituciones republicanas invadirá todos los ámbitos. La sociedad argentina no resiste convivir con los autores de los más aberrantes crímenes de su historia, de los que no han pedido perdón porque no están arrepentidos. El espíritu de venganza ha sido fomentado. A la violencia le han dado argumentos. ¿Y a esto le quieren llamar reconciliación?”, aseveró entonces De Nevares.
La Confar lamentó que “que órganos estatales como la Corte Suprema de Justicia en vez de hacer cumplir una sentencia condenatoria en el marco de un grave delito de lesa humanidad, lo que hace es generar un nuevo marco de insatisfacción e incumplimiento de los derechos de las víctimas y sus familias”.
La organización dijo representar a “todas las víctimas y de manera particular los religiosos y religiosas exiliados, secuestrados, torturados y asesinados”, y aseguró que “la voluntad de perdón es un acto que por su naturaleza y esencia es personal y libre, por esta razón es lo mas ajeno al mundo de lo corporativo, de lo impersonal y de lo masivo”.
“El perdón no puede ser decretado ni impuesto por ninguna institución”, subrayó, y agregó: “Las heridas no terminan de cicatrizarse y volvemos a decir: ‘Nunca Más’. Con justicia y con misericordia podemos ir gestando y pariendo un país más fraterno”.

Fuente: DyN

Comentarios

comments