Argentina - Domingo 23 de Julio de 2017 11:51 AM
Home

Conmoción: Menem sabe quién voló la AMIA

Menem copia 20 agosto, 2015 - 5:49 pm

 

A 21 años del atentado a la AMIA y en medio de un juicio oral que lo tiene como uno de los principales acusados del encuebrimiento de la voladura, el expresidente Carlos Menem sorprendió a propios y ajenos al ofrecer ante la Justicia información y documentos secretos que probarían la autoría y los motivos del ataque terrorista que dejó más de 85 muertos.

En lo que sonó más a una estrategia legal, la defensa del senador Menem pidió este jueves al Tribunal Oral Federal Número 2 (TOF2) que el Senado lo releve del secreto de Estado en torno al ataque terrorista, pero advirtió que sus dichos “podrían afectar los intereses” de la Nación y “el rompimiento de la convivencia pacífica” con otros países.

Durante la audiencia, el abogado defensor del exmandatario, Omar Daer, pidió “medidas de seguridad” para que el expresidente también aporte documentación que obra en poder de distintos organismos de inteligencia.

En ausencia de Menem, quien iba a seguir la audiencia por videoconferencia pero que fracasó por cuestiones técnicas, los dichos de su abogado calentaron las preliminares del juicio, en el que el riojano está acusado por presunto encubrimiento. Menem debería sentarse en el banquillo de los acusados, pero el ex presidente, de 85 años, todavía no lo hizo. Tendrá derecho a no declarar y hacerlo recién cuando su defensa técnica lo considere conveniente, garantía que ampara a los otros 12 acusados en este juicio oral.

Daer dijo que una vez obtenidos esos requisitos Menem aportaría documentación e información “al tribunal en lo que necesite para el esclarecimiento del atentado”, pero sentenció que se trata de “razones de Estado” que el Congreso y la Justicia deberán evaluar si se hacen públicas. “Se trata de razones de Estado que pueden afectar al Gobierno actual y a los intereses de la Nación y la ciudadanía, en cuanto a los que Menem pudiera declarar si logramos que se lo releve del secreto de Estado”, indicó el letratado ante la sorpresa de los presentes.

Sin embargo advirtió que lo que Menem podría aportar en su defensa “puede generar el rompimiento de la convivencia pacífica y los intereses de la Nación”.

El abogado añadió que tras los atentados “contra la Embajada de Israel de 1992 y dos años después contra la Amia, y siendo él presidente, requirió la participación de organismos internacionales de inteligencia tales como “el EG, el M16, la Cia y el Mosad” entre otros.

Menem deberá responder al reclamo de la fiscalía y seis querellas por su orden de cesar la pesquisa sobre la llamada “pista siria”, que involucraba al empresario Alberto Kanoore Edul (hijo), cuyos contactos con el agregado cultural iraní Moshen Rabbani, lo colocaban en el centro de la investigación.

Según el requerimiento de elevación a juicio del fallecido fiscal Alberto Nisman, el entonces presidente dio esa directiva luego de que el padre homónimo de Alberto Kanoore Edul se entrevistara el 1 de agosto de 1994 en Casa de Gobierno con su hermano Munir Menem (fallecido), y le pidiera el fin de la pesquisa sobre su hijo.

Para los familiares de las víctimas reunidas en Apemia, esa pista basada en escuchas y otros indicios fehacientes “acercaba la investigación al círculo íntimo presidencial”, y constituía “un escándalo que ponía en riesgo la propia continuidad del gobierno”.

Este jueves, Menem también pidió la nulidad de esa acusación.

Comentarios

comments