Argentina - Sábado 21 de Enero de 2017 05:36 AM
Home

Buenos Aires, blindada por la llegada de Obama

obama bestia 22 marzo, 2016 - 6:50 am

Por Alerta Online

El Jefe de Estado norteamericano, Barack Obama, llegará al aeropuerto de Ezeiza el miércoles en el Boeing 747 Force One, tras ocho horas de vuelo desde La Habana, donde se encuentra ahora. Junto al presidente estadounidense llegará un “mini” ejército de seguridad que le estará cuidando las espaldas.

Kevin Sullivan, el ministro consejero de la Embajada de Estados Unidos explicó: “Va a ser mucha gente, para que el presidente pueda moverse con seguridad y estar comunicado con su equipo en Washington para analizar temas de todo el mundo. Implica una gran operación logística”.

Ya desde comienzos de mes que el equipo de seguridad de la Casa Blanca realiza los preparativos en Argentina. Desde ese momento, trescientos agentes del Servicio Secreto diseñan in situ el esquema de seguridad para la estadía de Obama. Además de ese grupo de avanzada, junto al presidente norteamericano llegarán otros dos aviones donde viajará una comitiva de cuatrocientas personas, entre empresarios, funcionarios, legisladores y periodistas.

El primer equipo de seguridad que llegó en marzo a la Argentina, ya recorrió varias veces las avenidas por las que pasará la comitiva y conocieron el Palacio Bosch -en el cruce de la Avenida del Libertador y Kennedy- donde se hospedará Obama junto a su mujer Michelle y sus dos hijas, en la ciudad de Buenos Aires. En el lugar de hospedaje, ya se montó un salón que oficiará de “sala de situación” para el presidente y sus funcionarios: con pantallas, teléfonos satelitales encriptados y computadoras.

En Bariloche

También a principio de mes, el personal de la embajada de Estados Unidos viajó en un Boeing 737  a la ciudad rionegrina para alistar todo lo necesario para que la familia presidencial arribe el jueves 24. El miércoles pasado aterrizó un avión del operativo de seguridad, el Boeing C17 de la Fuerza Aérea norteamericana, del cual descargaron equipos de seguridad y comunicación, además de varios vehículos.

Como el Air Force One no puede aterrizar en la pista de la ciudad patagónica, Obama llegará en una de los otros dos aviones que vendrán al país, junto a él. Habrá dispuestos helicópteros y drones para manejar el control del tráfico aéreo, sin intervención nacional.

Por su parte, el ministro de Seguridad de Río Negro Gastón Pérez Estévan informó que efectivos policiales colaborarán con las fuerzas de seguridad federales en los operativos. Según estima, arribarán unos 250 agentes de Gendarmería Nacional; 250 de Prefectura Naval y 250 de la Policía Federal, más refuerzos especiales. 

Será el gobernador Alberto Weretilneck, el responsable político del operativo durante la visita que va a hacer a Bariloche.

La Bestia

El presidente norteamericano recorrerá la ciudad a bordo de un Cadillac DTS negro, conocido como “La bestia”, que está adaptado para ser una caja fuerte con ruedas que llegó a Buenos Aires en un avión Hércules.

El auto presidencial pesa casi siete mil kilos porque está íntegramente blindado y cuenta con una placa de acero situada en el chasis para resistir explosiones. El parabrisas delantero tiene un espesor de quince centímetros mientras que los laterales tienen doce. Incluso el depósito de combustible está hecho a prueba de incendios. Las ruedas también son especiales: tienen una banda de acero que evita pinchazos, cortes e incluso balas. El sistema de climatización filtra el aire para que un posible ataque químico o viral no afecte a los ocupantes.

 Para proteger a Obama, “La bestia” se camufla entre varias limusinas similares y, de esa forma, no queda claro en qué vehículo viaja el presidente. Además, en los traslados se suele sumar la camioneta USSS Electronic Countermeasures Suburban, que precede a La Bestia para contrarrestar cualquier ataque con misiles y granadas.

la bestia obama

Para proteger a toda la comitiva, compuesta en su totalidad por alrededor de ochocientas personas, los norteamericanos organizan un esquema de anillos concéntricos de defensa. A mayor peligrosidad, más anillos. Aún se desconoce cuántos serán los niveles que se usarán en Buenos Aires pero sí se sabe cuál será el entramado: Hacia el centro, la seguridad está exclusivamente a cargo del Servicio Secreto de los Estados Unidos. El círculo más cercano está formado por los guardaespaldas del presidente: seis agentes lo rodean en un escudo humano y, ante cualquier inconveniente, lo llevan al vehículo presidencial, que permanece siempre con el motor encendido y listo para arrancar. El segundo círculo apuesta a ser invisible: allí están los agentes que se ocupan del rastreo visual conectados con francotiradores apostados en altura. Mientras que la capa exterior suele ser de control local y le da marco al operativo norteamericano.

Desde el ministerio de Seguridad, liderado por Patricia Bullrich, definieron al operativo como “fuerte” por el nivel de articulación que requerirá: participarán las seis fuerzas de seguridad. Estarán involucradas la Gendarmería, la Prefectura Naval, y las policías Federal, de Seguridad Aeroportuaria, Metropolitana y también la de Río Negro.

 

La agenda de Obama 

Aunque todavía la embajada estadounidense no confirmó la agenda, trascendieron algunas actividades:

* Miércoles:
Por la mañana, Obama dejará una ofrenda floral al general José de San Martín en la Catedral porteña.
Más cerca del mediodía, se reuniría en la Casa Rosada con Mauricio Macri.
A las 18 de ese día, ambos mandatarios cerrarán un congreso de la Cámara de Comercio norteamericana en la Argentina, en el predio de La Rural.
Se especula con que ese mismo día, Obama se reúna con la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto o que visite el Parque de la Memoria, junto al río.
Por la noche del miércoles, el Gobierno le ofrecería una cena de honor, pero aún no se sabe si será en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada o en el Centro Cultural Kirchner.

*Jueves
El mandatario estadounidense viajará hacia Bariloche.

Comentarios

comments