Argentina - Miercoles 24 de Mayo de 2017 10:31 AM
Home

Claudio Avruj: “No tuvimos ninguna injerencia en este fallo”

Screen shot 2017-05-04 at 3.09.04 PM 4 mayo, 2017 - 1:47 pm

Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos, dialogó con Mauro Viale respecto del fallo de la Corte Suprema que estableció la aplicación del 2×1 para un condenado por delitos de lesa humanidad.

Afirmó que comprende completamente los sentimientos de Estela de Carlotto y la forma en que repercute esto en las víctimas y los familiares de las víctimas: “Esto nos repercute porque tenemos sentimientos por nuestra condición humana. Y sobre todo tratándose de esta problemática”. “Si realmente Carlotto está con un problema de salud, mi solidaridad y mi acompañamiento, independientemente de las posiciones que cada uno tiene”, agregó.

Respeto del fallo, consideró: “En cuanto a la decisión de la Corte, se trata de un fallo de un poder independiente. Lo que venimos diciendo desde que asumimos es que tenemos que recuperar la cultura del respeto a la independencia los poderes. Y es un error trasladar ese enojo a críticas al gobierno, toda vez que no tuvimos ninguna injerencia en este fallo”. Y añadió: “Es un fallo emitido por jueces prestigiosos, reconocidos, dos de ellos propuestos por el Presidente, pero todos avalados por el Senado de la Nación”.

Avruj insistió en que desde el Gobierno son “respetuosos de los fallos de la Justicia y entendemos que está sujeto a derecho”. “La ley tiene que ser cumplida en igualdad para todos”, definió.

“El gobierno si tiene responsabilidad en el cambio de paradigma cultural que tiene que ver con el diálogo. En el tema DDHH nosotros planteamos una agenda amplia, pero respecto de los años 70 permitimos lo que no se permitía en años anteriores: que el tema se pueda conversar en todos los ámbitos que corresponda. Hay un cambio de clima social donde se esta permitiendo conversar y hablar”, concluyó.

Por último, Avruj aseguró tener reservas con la idea de la “reconciliación” y sostuvo que el gobierno lo que desea es una sociedad pacífica. Pero para avanzar en esto los militares tienen que “romper el pacto de silencio”.

Comentarios

comments