Argentina - Domingo 23 de Julio de 2017 09:49 AM
Home

Denuncian que tres sicarios habrían querido matar a la mujer de Pérez Corradi

brotima1 20 julio, 2016 - 6:46 pm

Carlos Broitman, el abogado de Esteban Ibar Pérez Corradi, aseguró que su cliente “salió por la puerta grande amparado con la protección de algunos miembros del gobierno anterior” y denunció este miércoles que sicarios intentaron asesinar en Paraguay a su esposa María Gladys Delgado Britez.

“Tres personas fueron a buscar a la mujer de Perez Corradi con la intención de atentar contra ella”, dijo el letrado en diálogo con el pragrama Mauro Viale en A24.

Según relató, el hecho ocurrió hoy en Paraguay en una casa de familiares de Delgado Britez. La mujer no se encontraba en el lugar porque forma parte del programa de protección en el que está Pérez Corradi.

Los sicarios –dijo– serían dos brasileños y un argentino y el hecho se investigará en Paraguay además de refozar la seguridad de Delgado Britez y su familia.

En febrero pasado la casa de la ex mujer de Pérez Corradi, Liliana Aurehhuliu, fue allanada por orden de la Justicia bonaerense para dar con el entonces prófugo. Aurehhuliu denunció que en el procedimiento los oficiales de la Policía Bonaerense apuntaron con armas de fuego a sus hijos, mataron a un perro, rompieron una puerta y efectuaron disparos al aire.

Sobre la declaración brindada detalló que “la doctora Servini ha preguntado muchísimo y las respuestas ya van conduciendo hacia quienes son los autores intelectuales del hecho”.

De este modo, el condenado por el triple crimen de General Rodríguez se presentó para ampliar su testimonio sobre la comercialización de efedrina por la que es investigado y dio detalles del esquema de coimas que dijo haber montado para operar en ese negocio.

El detenido dijo que pagaba 500 dólares por cada kilo de efedrina que comercializaba, informó la agencia de noticias NA en base a fuentes de la causa. Además, contó que en una ocasión pagó tres millones de dólares por un cargamento de 5 toneladas.

Según Pérez Corradi, el destinatario del dinero era Aníbal Fernández, por entonces jefe de Gabinete. El soborno –aseguró- se hacía a través de Sergio Villordo, ex intendente de Quilmes y actual diputado bonaerense por el Frente Renovador. En su declaración, el detenido dijo que se reunía con Villordo en distintos lugares para entregarle el dinero e indicó que le habían dado un teléfono para comunicarse con el ahora legislador, quien fue chófer de Fernández.

Apenas fue sindicado por Pérez Corradi, Villordo negó las acusaciones. Fernández, en tanto, también volvió hoy a negar la versión y acometió contra el condenado. “No me preocupa, me ocupa”, dijo el ex funcionario en declaraciones radiales, que atribuyó la denuncia a un intento por dañar las aspiraciones electorales que tuvo el año pasado cuando se candidateó a gobernador. “Es un asesino y un narcotraficante”, remató.

En la primera jornada de declaración, Pérez Corradi había afirmado que Fernández era el jefe narco apodado “La Morsa”, y que eso lo sabía porque se lo había asegurado el fallecido Sebastián Forza, uno de los asesinados en General Rodríguez, causa en la que está acusado de ser el autor intelectual.

En tanto, este miércoles en su sexta jornada de indagatoria el detenido se refirió a su estadía en Paraguay, donde vivió durante los años que estuvo prófugo de la justicia argentina. Relató que se quedó en Ciudad del Este, cerca de la frontera con el país, donde trabajó para un árabe en la venta de anabólicos y medicamentos.

La jueza federal definirá este jueves si Pérez Corradi continúa su declaración durante la jornada o bien en los días siguientes.

Comentarios

comments