Argentina - Viernes 18 de Agosto de 2017 12:13 AM
Home

Ante las posibles inundaciones, Buryaile también recomendó “rezar”

buryaile 5 abril, 2017 - 2:37 pm

“Lo único que podemos hacer ante eso es rezar”, admitió el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile. Su temor viene a raíz de la posibilidad de que las inundaciones afecten “la cosecha récord” prevista para este año.

Luego de reunirse con sus pares del Consejo Agropecuario del Sur (CAS), el ministro de Agroindustria admitió que la situación climática y las inundaciones en varios sectores de la zona pampeana “nos preocupa”, porque “todo está dado para que la cosecha sea extraordinaria, falta que el clima nos acompañe”.

No es el primer funcionario nacional que recurre al recitado de plegarias para que el clima se apiade, en este caso, de los cultivos. Ya lo había hecho el rabino Sergio Bergman cuando en octubre de 2016 advertía que “lo más útil que podemos hacer es rezar”, ante los posibles incendios forestales en la región sur del país.

Leé más: Curiosa estrategia del Ministerio de Ambiente para afrontar incendios forestales

Según consignó agencia DyN, Buryaile habló sobre el trabajo que está haciendo en conjunto la Nación con las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe para reducir la evasión en la comercialización de carnes y expresó que en los últimos tiempos hubo “una inscripción importante de muchos matarifes que estaban trabajando en negro”.

El funcionario sostuvo que “para tener un mercado bueno tenemos que tener un mercado sin evasión” y afirmó que por esa razón “estamos llevando tanto con el Senasa, con Arba y con las provincias de Santas Fe y Córdoba un control y una fiscalización tanto en lo impositivo como en lo sanitario”.

En lo que hace a la reunión del CAS, el ministro señaló que los problemas que tuvo Brasil en la comercialización de carne “no influye en las negociaciones (de libre comercio) entre el Mercosur y la Unión Europea”, ya que ese país “suspendió a las 21 plantas que estaban con problemas sanitarios”.

El CAS declaró que “es necesario mejorar las capacidades de los países para la gestión del riesgo de desastres, con planes y programas de desarrollo silvoagropecuario y de mejora se la seguridad alimentaria y nutricional”.

Comentarios

comments