Argentina - Viernes 24 de Marzo de 2017 01:22 AM
Home

Tras ser baleado “está complicada” la salud del abogado Icazati, reveló su esposa

Icazati esposa Gisell 31 enero, 2016 - 8:45 pm

“Lo que pasó no tiene que ver con el caso de la triple fuga”, ni guarda relación con su anterior representación legal de Daniel Schillaci, hermano de uno de los recapturado de General Alvear, aseguró Gisell, la mujer del reconocido penalista.

Explicó que el letrado defensor tiene que someterse a una intervención para reemplazar su cadera (con una prótesis) y que previamente tiene que realizarse otra operación para limpiar la zona de la ingle donde, luego del ataque que sufrió en Pinamar el último viernes.

La pareja de la víctima relató al programa ‘MAURO LA PURA VERDAD’ por A24 y América TV que “habíamos salido a una confitería que luego se hace boliche, con nuestra hija y otro matrimonio a dos cuadras de la casa -donde veraneaban- en Pinamar. Nosotros la observábamos que ella estaba con sus amigos”.

“Me llamó la atención dos muchachitos que estaban con una chica. Entra un florista y uno de los chicos, muy jovencito, hizo un gasto bastante importante. Le dice ‘Dame todo el ramo’. En esa mesa no había menos de doce botellas de shampagne. Una como madre no es tonta y empieza a ver y sumar. Era una cifra importante”, detalló sobre quienes señaló como “transas o gente que tiene que ver con droga o trata de personas”.

Icazati esposa gisel genérica

Gisell continúo con su narración “luego se querían llevar a mi hija de 18 años, la empezaron a seguir. Mientras nosotros estábamos ahí no pasaban nada. No les daba bolilla y seguía con sus amigos. Cuando nosotros salimos y nos fuimos a casa con mis otros nenes, le pido al matrimonio amigo que la miren porque me quería quedar tranquila”.

 

“Esperé a que después llegara Belén -de 18 años- y la escucho comenzar a despedirse de los amigos. Espío por la persiana y veo que llegan dos autos. La chica que estaba en una Ford Ranger azul, empezó a increpar a los amigos de mi hija diciéndoles que la nena se tenía que ir con ellos en el Peugeot cabriolet que los acompañaba”.

La mujer explicó que salió de la casa y la siguieron el resto de sus hijos más pequeños. La situación fue subiendo de tono y según el relato amenazaron con “ustedes entren, porque si queremos nos la llevamos igual”. Por el alboroto Icazati despertó, salió a la entrada de la casa “con mi hija no se meten, váyanse de acá, tómensela”.

Luego manifestó que cuando se estaba yendo, los vehículos apenas desandaron unos metros de camino hasta detenerse, bajó “la chica que estaba sentada del lado del acompañante en la camioneta” y disparó en cuatro oportunidades y luego escaparon, aunque fueron detenidos en horas del sábado por la tarde.

Por último Gisell Icazati sostuvo emocionada “mi hija está asustada y con culpa. Mi marido va a salir de esta situación”.

Comentarios

comments