Argentina - Miercoles 24 de Mayo de 2017 06:31 PM
Home

Otro secuestro en la Provincia: “Me abrieron la cabeza en los dos lados”

secuestroe 4 julio, 2016 - 11:41 pm

“Martes 29 a las 9:10 de la noche estábamos saliendo con un grupo de amigas de un ensayo y a las tres cuadras en pleno centro de Monte Grande nos interceptan, me tocan un bocinazo y pasando una bocacalle en Saavedra y Dorrego se bajan tres personas de un vehículo blanco. Me bajan de los pelos y me empiezan a pegar. Estaba con una señora que canta conmigo, tiene 10 años más”.

Así empieza el relato de Mariela, secuestrada, golpeada e insultada durante cuatro horas adentro de su auto.

En la casa no había nadie: su marido estaba de viaje y su hija de 23 años en la facultad.

Fue en Monte Grande.

“Me empiezan a llamar, por costumbre siempre me llaman. Primero mi marido, no me dejan atender. Empieza a llamar mi hija, que le dijo mi marido que me llame porque no atendía y tampoco me dejan atender. Después de 40 minutos me dejan, le digo ‘hola gorda estoy en casa me voy a bañar’, y como no me cree manda una vecina. En casa no había nadie. Mi hija sigue llamando hasta que uno de los secuestradores atiende. Le dice ‘hola soy fulanito, le da tengo secuestrada a tu mama, vas a salir de la facultad y venirte a tu casa’. Mi hija deja todo tirado en la facultad, su compañero llama al 911. En la locura se olvidó las llaves. Le dijeron ‘agarra la plata que hay en tu casa’. En general no tenemos plata así que menos mal que teníamos algo”, continuó el relato en el programa El Exprimidor de Ari Paluch.

Como el dinero no alcanzaba, mencionaron a la madre: “Cuando le dije lo que tenía me empezaron a putear de arriba a abajo y me dijeron que les diga dónde había más, ‘dónde tenes el oro’. Yo no tenía oro en casa, tenía algunas cositas en lo de mi mamá. No les vi la cara, estaban descubiertos pero me tiraron en el asiento hacia abajo y trate de no mirar”.

“Le dijeron a mi hija que agarre el otro auto y que vaya a lo de su abuela. Le dice que no sabe cómo llegar y entonces la guían hasta donde tenía que llevar el dinero, por el Camino de Cintura hacía San Justo. En ese ínterin la ponen a mi amiga en el auto conmigo y después se la pasan a mi hija para que vayan las dos a lo de mi mamá. Después la guían por Camino de Cintura hacia Transradio y ahí cuando mi hija les da la bolsita con las cosas, me dejan bajar y me dicen ‘ahí tenes tu auto con tu hija y amiga'”.

Marcela detaló los actos violentos: “Esto duró aproximadamente cuatro horas. Me abrieron la cabeza en dos lados y cuando estas con esa adrenalina no te das cuenta lo que te pasa. ‘Hija de puta correte que me estas llenando de sangre’. La muñeca izquierda totalmente hinchada, me pusieron yeso. Lo que más me extraña es que durante más de tres horas mi teléfono y el de mi hija estuvieron encendidos, Lo Jack tardó cuatro horas en encontrar mi auto, lo encontraron cuando me dejaron”.

Se pagaron dos rescates: uno en Camino de Cintura para el lado de San Justo y otro para el lado de Transradio.

“Me dijeron hace lo que quieras porque a nosotros nadie nos va a hacer nada. A mi amiga le dijeron mirame tranquila que no pasa nada. No queremos ni para nosotros ni nuestros hijos ni para nadie, nos merecemos como argentinos un país mejor. Somos buena gente pese a todo esto que está pasando. Tenemos que salir adelante y empezar a defendernos. Pongamos energía en esto que nos está pasando”.

El relato siguió: “Mi marido adelantó el vuelo, vinieron de la DDI de esteban Echeverría a la clínica, porque estuve internada, y me tomaron declaración ahí. Me llamó el intendente de Esteban Echeverría, me pidió una reunión. Me prometieron que iban a investigar, que están cercanos al tema, pero me suena como que esto es mucho más que la gente que me agarró a mí. Todos se mueven por la ruta 4 con total impunidad. Estamos hechos Colombia o Venezuela”, concluyó.

Comentarios

comments