Argentina - Domingo 26 de Marzo de 2017 02:12 AM
Home

Juan Pablo Gallego sobre el caso Grassi: “Debería llevarse la condena a 37 años”

Screen Shot 2016-10-18 at 6.50.42 p.m. 18 octubre, 2016 - 7:44 pm

Juan Pablo Gallego, abogado de la querella contra Julio César Grassi, en diálogo con Mauro Viale analizó las perspectivas del juicio contra el ex sacerdote hoy condenado por abuso sexual contra varios menores de la Fundación Felices los Niños.

Consultado acerca de una posible preocupación del Papa Francisco por la condena a Grassi, el abogado consideró que más bien se trata de una acción de “lobby desesperado” para influir sobre los miembros de la Suprema Corte de Justicia, que ahora deben resolver si aceptan la inclusión de otros dos casos en la causa, por lo que la condena contra Grassi pasaría de 15 a 37 años.

“Yo creo que en algún momento le pudo haber llegado al Papa una versión retorcida, pero a esta altura de las cosas ya no creo que pueda estar preocupado. También ha hablado conmigo y yo le he explicado los detalles de la acusación. Por supuesto que hay sectores que invocan a la Iglesia, que tratan de hacer un lobby desesperado ante la Corte”, detalló Gallego.

Al respecto, recordó que en una charla con el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, le manifestó que éste debe ser uno de los casos “más fáciles de resolver” porque “pocas veces ha habido un caso con tanta prueba”: “Aquí hemos evacuado todas las dudas, hemos hablado con 25 abogados defensores, le hemos dejado a este sujeto traer centenares de testigos, peritos forenses de toda índole lo han calificado como lo que es, un delincuente sexual…”

Como parte de la estrategia de lobby a favor del ex titular de Felices los Niños, mencionó la edición del tercer tomo del libro “Estudios sobre el caso Grassi”, del jurista Marcelo Sancinetti, en el que se sostiene la inocencia de Grassi. Los primeros tomos, elaborados por pedido de la Conferencia Episcopal Argentina, en 2011 cuando su titular era el entonces cardenal Jorge Bergoglio,  plantean que “no sólo que Grassi es inocente de los abusos por los que fue condenado, sino que niega en forma rotunda que exista el abuso sexual infantil como tal, al punto que lo equipara con los juicios por brujería de la Edad Media”.

Al respeto, Gallego denuncia que para la investigación del libro se utilizaron unos audios “robados” por Grassi y que además en el texto se llega a conclusiones “contrarias a las que expresa Francisco públicamente”.  “Y dice que de ningún modo puede haber ningún abuso sexual en la Iglesia, que son todos inventos, pero curiosamente en el tercer tomo publicado hace poco dice que en el caso de Grassi, si ocurrió algo es porque las víctimas eran homosexuales. Y esto hablando de menores de edad que estaban a cargo de este sujeto”, agrega el abogado.

El abogado explica que ahora la Corte tiene que admitir o no el recurso presentado por la querella para que se incluyan los hechos que padecieron Ezequiel y Luis (nombres ficticios de otros dos menores violentados por Grassi) que, de ser aceptados, “debería llevarse la condena a 37 años”.

“Yo creo que la preocupación del Papa debe ser que este sujeto sea apartado de una institución que utilizó para delinquir. Tanto este Papa como el anterior han condenado los abusos sexuales, contrariamente a este mamarracho que se ha presentado en la Corte como acción de lobby”, concluye Gallego.

 

Comentarios

comments