Argentina - Domingo 23 de Julio de 2017 01:58 AM
Home

Investigan si el cadáver hallado en Chascomús pertenece a un ex gremialista prófugo

BkYLpEeSW_930x525 11 julio, 2017 - 9:32 pm

Fue por los primeros días de julio que los investigadores descubrieron que Walter Leguizamón, un ex secretario general de la UOCRA de Lomas de Zamora que estaba prófugo desde 2015 por el crimen del obrero Darío Avalos, estaba trabajando en blanco en una constructora de Chascomús. Sabían que en breve viajaría a Buenos Aires por un problema familiar y esperaban la orden judicial para capturarlo. Pero le perdieron el rastro y la aparición de un cadáver flotando en la laguna de Chascomús puso a todos en alerta.

Ahora, la Justicia investiga si el cuerpo, atado con alambres, brutalmente golpeado y con un escopetazo en el pecho que un vecino encontró flotando en la laguna el sábado a la mañana, pertenece al ex gremialista del que se insisten en despegarse en la UOCRA: “A los ocho días que Leguizamón tiroteó al grupo de Avalos fue expulsado del gremio y su seccional intervenida”.

Investigan si el cadáver hallado en Chascomús pertenece a un ex gremialista prófugo por un crimen

Walter Leguizamón está prófugo desde 2015

Por el estado de descomposición en el que apareció el cuerpo -creen que llevaba varios días en la laguna- recién mañana le harán la autopsia y ahí verán si pueden cotejar las huellas con el sistema de identificación automática de huellas dactilares (Afis por sus siglas en inglés).

Por lo pronto, fuentes del caso confiaron que le fueron enviadas fotos al abogado de Leguizamón y que éste “negó que se tratara del cuerpo de su cliente”. También, cotejarán los tatuajes que tiene el cadáver (tribales en ambos brazos y una estrella grande en el hombro izquierdo) con los que tienen en la ficha de pedido de captura del ex gremialista.

Lo cierto es que fuentes judiciales también revelaron a este diario que los investigadores que buscaban a Leguizamón desde 2015, cuando se fugó, por escuchas telefónicas habían logrado dar con él a principios de mes. “Sabíamos que estaba trabajando en una constructora de Chascomús en blanco y que en breve, esta semana o la que viene, debía venir hacia la Capital por un problema familiar: un hijo había intentado suicidarse”.

Esos mismos investigadores son los que creen que podría tratarse de Leguizamón ya que, sorpresivamente, le perdieron el rastro en los últimos días. De ser como sospechan, desaparece la posibilidad de que sea condenado por el crimen de Avalos. Mientras, desde la UOCRA alejan fantasmas y aseguran que “este hecho nada tiene que ver con el gremio”.

De no ser así, continuará la búsqueda del prófugo por el homicidio de Avalos, un caso que ocurrió en 2014: un grupo de trabajadores pedía la reincorporación de obreros despedidos de la empresa ESUCO cuando la banda liderada por Leguizamón los emboscó a las 4 de la madrugada en la entrada de la fábrica. Vale aclarar que tanto la delegación de Lomas de Zamora como la de Quilmes y La Plata eran díscolas a la conducción de Gerardo Martínez. Pero también desde la UOCRA consideran que Leguizamón utilizaba las oficinas del gremio para realizar actividades ilícitas, como podrían ser piratería del asfalto y narcotráfico: con la mano de obra que dependía de él, al ser secretario general, habría tenido una vasta de red de distribución.

Por el caso Avalos hubo dos juicios: el primero condenó a 5 personas, con dos sentencias a cadena perpetua. El mes pasado culminó el segundo juicio que determinó la condena de Héctor Cabrera (Secretario Adjunto de la UOCRA Lomas de Zamora) como autor intelectual del crimen; Jonathan Vega (hermanastro de Leguizamón) y Sergio Fernández como actores materiales del asesinato. Restaba el tercer juicio contra Leguizamón.

Desde el SITRAIC, el sindicato de izquierda opositor a la UOCRA tienen otra mirada de todos. De por sí ellos armaron una Comisión de Defensa por Darío Avalos a pedido de la familia del obrero: ven “suciedad en la que se mezcla todo: poder, dinero y narcotráfico”. Dicen que le venían avisando a la Policía del paradero de Leguizamón que rotaba entre Villa Gesell y Chascomús porque allí tenía propiedades pero que nada hacían porque “gozaba de protección”. No quieren señalar con el dedo a nadie pero pone un manto de duda: no creen que “la UOCRA fuera tan ajena a Leguizamón como quieren hacerlo parecer”. Aseguran que “cuando ocurrió lo de Avalos, la UOCRA lo trasladó a Tucumán, pero no lo desafectó”.

Leguizamón había ganado la seccional de Lomas de Zamora en el año 2008, luego de pelearse con quien fuera su compañero en la delegación de Florencio Varela, Juan “Lagarto” Olmedo. Esas diferencias terminaron de explotar en 2012 cuando se tirotearon ambas facciones y Leguizamón quedó preso. A tal punto llegan las aristas de todo esto que una de las versiones por las que se habría generado esa contienda fue porque ambos eran pastores evangélicos y la pelea habría sido por la caja que se reunía por “los diezmos” en las iglesias.

Fuente: Clarin

Comentarios

comments

Etiquetas: