Argentina - Lunes 23 de Enero de 2017 07:26 AM
Home

El cerebro del “Robo del Siglo” celebró sus 60 años con un insólito festejo

13686573_10209150121021496_5421981916776029423_n_0 10 agosto, 2016 - 1:05 am

Luis Mario Vitette Sellanes, más conocido como el cerebro del robo del siglo, cumplió 60 años y los celebró de un modo insólito.

Si bien fue una fiesta sorpresa ideada por su esposa, la decoración del cumpleaños de Sellanes estuvo centrado en torno al robo que cometió en el 2006. En ese año, un 13 de julio una banda delictiva encabezada por Sellanes asaltó la sucursal del Banco Río del barrio porteño de Acasusso. 

13879417_10209150108221176_867001517659773862_n Los centros de mesas elegidos para la celebración fueron “bolsas de dinero”, con muchos dólares alrededor y vasos estaban tatuados con la leyenda “feliz cumple Robin Hood”.

13686573_10209150121021496_5421981916776029423_n_0Además, el verde y el blanco decoraron el resto de la ocasión haciendo referencia a los colores de la moneda estadounidense. Tampoco pasó por desapercibido el “hombre araña” postrado en la esquina de una pared, con el que la mujer de Vitette trató de enaltecer a su esposo aludiendo a la metodología utilizada por él para robar.

Sellanes, quien actualmente vive en Uruguay, agradeció el agasajo en Facebook al publicar “(Estuve) Rodeados de 50 familiares y amigos que siempre hacen una gran fiesta. Mucho humor en los arreglos, souvenirs, y mucha comida”. A su vez, recordó que este año se cumplió una década del famoso asalto: “En un día como hoy hace 10 años, ‘El Hombre del Traje Gris’ montaba la escena que posibilitaría el Robo del Siglo (…) Estoy muy bien, a dos años de mi casamiento, a dos meses del nacimiento de mi hijo, retiradísimo, jugando con las redes sociales. Trabajo todos los días (tiene una joyería) y cumplo horario”.

13906899_10209150117621411_9058385481899971569_n

El robo del Siglo

Sellanes había sido el líder de la banda conformada por cinco hombres que ingresaron a la sucursal del Banco Río de Acasusso, el 13 de julio de 2006, vestidos de un modo insólito para cometer el delito: uno con un delantal de médico, otro con una peluca rubia, dos con capuchas y uno con traje gris.

Las negociaciones entre los ladrones y la policía llevaron nueve horas, a la espera de que los responsables del atraco se entreguen.

En tanto se hizo de noche, los delincuentes se habían fugado por un túnel pluvial en dos gomones y salieron por una alcantarilla 14 cuadras más adelante y desde ahí se escaparon con unos 8 millones de dólares de 145 cajas de seguridad.

En la entidad bancaria de Acasusso, además de los 23 rehenes, le dejaron un mensaje a la Policía: “En barrio de ricachones, sin armas ni rencores. Es sólo plata, no amores”.

La banda fue detenida después por la mujer despechada de uno de ellos, que los denunció tras sospechar que su marido estaba a punto de abandonarla para irse con otra.

Comentarios

comments