Argentina - Sábado 22 de Julio de 2017 01:48 PM
Home

“Destruí a una familia“, dijo el abogado que mató a un cerrajero

cerrajero asesinado en microcentro 14 abril, 2016 - 4:28 pm

Así lo sostuvo Silvio Martinero, el abogado que mató a un cerrajero en pleno centro porteño. “Destruí a una familia, a un pobre laburante que quedó en la línea de tiro“, dijo.

La información se desprende de la resolución del juez de instrucción porteño Luis Zelaya, en la que lo procesaron con prisión preventiva por “tentativa de homicidio“.

Martinero intentó explicar que no había otra posibilidad: era su vida o la del delincuente que le apoyó una arma en la espalda. Entonces sacó su Glock .40 y disparó. Cinco veces. Aclaró que no había demasiada gente en la calle porque aún no era horario bancario. Y que cuando le contaron que uno de los proyectiles terminó con la vida del cerrajero Daniel De Negris Rodao, se puso a llorar. “Destruí a una familia, a un pobre laburante que quedó en la línea de tiro”, dijo.

Eso es lo que contó el abogado a Silvio Guillermo Martinero, según se desprende en la resolución del juez. Su causa está caratulada como “delito de tentativa de homicidio en concurso real con homicidio, agravados por el uso de un arma de fuego de uso civil condicional”.

Según contó Martinero, a las 9:26 del 29 de marzo el mismo forcejeó con delincuenetas y “no pudo observar a alguien más en su campo visual“, debido a que “se concentró en el objetivo, en el blanco a apuntar que estaba poniendo en riesgo su vida“. Tampoco vio a la persona herida porque “estaba en estado de shock“ y recién tomó conocimiento de ello cuando estaba en el patrullero.

El juex Zelaya descartó la figura de legítima defensa que intentó instalar el acusado, al entender que ni eso fue así ni hubo estado de shock.“Martinero poseía pleno control de sus acciones, a punto tal que luego de disparar volvió a guardar el arma en su funda y caminó en dirección a la esquina hacia dónde habían fugado los asaltantes para finalmente regresar a la puerta del edificio en donde se emplaza su oficina”, dijo el magistrado en su resolución.

A su vez, Zelaya sostuvo: “En cuanto al supuesto estado de shock alegado por Martinero e independientemente de que el propio imputado ha reconocido que entró en ese cuadro recién a partir de que dejó de disparar y la motocicleta se dio a la fuga, cabe destacar que no sólo el informe médico legal realizado algunas horas después del fatídico episodio ha indicado que estaba lúcido , sino que los precisos datos personales aportados y el circunstanciado relato dado, a la prevención inmediatamente luego de suscitados los hechos , también permiten inferir que claramente comprendía lo que acabada de acontecer”.

El juez concluyó: “Todo indica que el cúmulo de pruebas descripto está lejos de ser una suma de casualidades en perjuicio del encausado, en adverso, tal cuadro de situación no sólo confirma su responsabilidad criminal en el suceso bajo examen, sino también deja al desnudo que su coartada no ha sido más que un vano intento de mejorar, de alguna manera, su complicada situación judicial“.

Comentarios

comments

Etiquetas: