Argentina - Domingo 23 de Julio de 2017 03:48 PM
Home

Destituyen a 13 policías santafesinos por casos de corrupción y narcotráfico

2015-06-26NID_213832O_1 29 septiembre, 2016 - 6:25 am

Trece policías de la provincia de Santa Fe fueron destituídos de su cargo por encontrarse acusados de estar involucrados en casos de corrupción y narcotráfico.

Así lo dispuso las altas autoridades provinciales santafesinas en medio de una fuerte polémica con el gobierno nacional, que a través de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, acusó al gobernador Miguel Lifschitz de no querer depurar a la Fuerza.

Entre el personal separado hay comisarios, oficiales, suboficiales y subinspectores de Rosario, Santa Fe Capital, Castellanos y San Justo.

Algunos de los delitos constatados, tras una investigación de varios meses, son venta de estupefacientes, robos, malversación de caudales públicos e incumplimiento de deberes de funcionario público.

“Esto es parte del plan de depuración de las fuerzas policiales, en el que estamos empeñados no sólo las autoridades políticas del Ministerio de Seguridad sino también de la propia Jefatura de Policía de la Provincia, con claras instrucciones de ser sumamente estrictos y severos en las sanciones que se aplican al personal que es encontrado responsable de delitos graves vinculados al narcotráfico o a hechos de corrupción”, explicó el gobernador Lifschitz, tras firmar la destitución de los funcionarios policiales.

Los 13 agentes destituidos forman parte de un grupo más amplio de personal policial que se encuentra involucrado en investigaciones por diferentes delitos.

Como parte de la disputa que mantuvo durante semanas con la ministra Bullrich, el mandatario precisó, a principios de setiembre, que en nueve meses de gestión llevó a proceso de destitución a 106 agentes policiales, oficiales y suboficiales, mientras que otros 129 fueron pasados a disponibilidad.

La aclaración llegó antes de que se firmara el acuerdo para el desembarco de efectivos federales y luego de que Bullrich acusara a Lifschitz de no tener intención de “depurar” a la policía provincial, a la que definió como “atravesada por la mafia”.

Mañana se concretará finalmente la llegada de personal de Gendarmería, Prefectura, Policía Federal y Policía de Seguridad Aeroportuaria para reforzar la vigilancia en las principales ciudades de la Provincia. Como parte del acuerdo, la policía provincial será monitoreada por autoridades nacionales.

Comentarios

comments