Argentina - Viernes 20 de Enero de 2017 01:06 PM
Home

Caso Oyarzún: aparecieron casquillos de bala frente a la carnicería en Zárate

carnicerìa zàrate 17 septiembre, 2016 - 3:14 pm

Luego de que el carnicero de Zárate Daniel Oyarzún fuera beneficiado el viernes con una “excarcelación extraordinaria”, cuatro casquillos de bala aparecieron esta mañana en la puerta del comercio donde trabaja.

Las vainas fueron encontradas esta mañana en la vereda de la carnicería ubicada en la esquina de Echeverría y Suipacha, por lo que el hallazgo era investigado por la justicia. Dos patrullas de la policía bonaerense llegaron hasta la esquina de la carnicería para analizar la presencia de los casquillos que encontraron cerca de las 7:30 de hoy los familiares del carnicero cuando fueron a abrir el local.

La abogada Camila Van Lacke, defensora del carnicero, aseguró que buscará explicaciones sobre qué hacía la guardia de seguridad que la policía provincial colocó en el barrio para brindar seguridad al carnicero.
Si bien aclaró que no quería “intervenir en facultades de la policía”, la abogada aseguró que “le compete al Estado” determinar “qué estaban haciendo los efectivos cuando debieron haber velado por la seguridad de mi cliente”.

La defensora afirmó que su cliente y su familia no estaban interesados en ingresar a un sistema de protección, que implique cambiar su rutina de vida. “Tanto la cara de Daniel como de su familia salieron por los medios. No tiene más interés de vivir como lo hace”, añadió. Cuando le preguntaron si la familia del carnicero está en peligro, la abogada respondió: “Hasta ahora no quiero decir eso, quiero creer que el Estado está cumpliendo con sus tareas de seguridad”.

Oyarzún, de 37 años, trabajaba el martes en la carnicería de Zárate cuando dos ladrones, que se movilizaban en moto, lo asaltaron, sacaron el dinero de la caja y escaparon tras dispararle dos veces.
El hombre se subió a su automóvil y comenzó a perseguir a toda la velocidad a los delincuentes, y a 400 metros de la carnicería, el vehículo embistió a la moto.

Uno de los ladrones alcanzó a escapar, pero el otro, identificado como Brian González, quedó aprisionado entre el vehículo y un semáforo, gravemente herido. Vecinos de la zona se acercaron al lugar y tras identificar al herido como un asaltante, comenzaron a insultarlo y a golpearlo mientras se encontraba tendido en el suelo y atrapado entre el auto y una columna. Luego, la policía lo trasladó al hospital Virgen del Carmen, de Zárate, donde murió horas después.

El caso tomó repercusión en la opinión publica luego de otros casos, como el del médico de San Martín Lino Villar Cataldo que mató a un delincuente que quiso robarle el auto.

Comentarios

comments