Argentina - Viernes 20 de Enero de 2017 04:53 AM
Home

Scioli y Macri, cara a cara

Eduardo-Anguita 9 noviembre, 2015 - 10:22 pm

Un mes tan solo para que la Casa Rosada albergue al nuevo inquilino. Mucha inquietud en las filas del FPV ante la sensación de que Mauricio Macri llega en mejor posición que Daniel Scioli al balotaje para el que faltan apenas 12 días. El domingo 15, una semana antes del balotaje, se llevará a cabo el encuentro, a las 21 en la Facultad de Derecho de la UBA. Terminará a las 22.15 y tendrá dos cortes de seis minutos cada uno en el cual los canales que los retransmitan podrán emitir publicidad y los asesores de los candidatos, a su vez, aprovecharán para couchearlos. Habrá cuatro bloques temáticos, en los cuales los candidatos tendrán en total seis minutos cada uno. Les quedarán dos minutos para el cierre y chau. Es decir, Scioli y Macri tendrán 26 minutos cada uno. Lo importante no es cuánto digan sino cómo lo digan. Y también qué cara pongan cuando habla el otro. Los mediadores serán Rodolfo Barili, Marcelo Bonelli y Luis Novaresio. Es decir, cinco apellidos italianos y todos hombres de más de cuarenta. Algún conocedor del medio podrá decir que tiene algo del poema de Baldomero Setenta balcones y ninguna flor. Y eso que no faltan buenas y agraciadas colegas. Ahora, con dos candidatos solos, los organizadores querían reducir entrevistadores para apenas dos postulantes. Completamente imposible que algún canal o algún periodista se quiera perder la velada y quedaron los tres originales. En la TV Pública cayó mal que no lo sumaran a Paenza. Pero Argentina Debate consideró que si lo habían bajado ellos al matemático y brillante periodista, había ido a Sevilla y perdía su silla. Lo mismo, se supone que el Siete va a retransmitir el debate. Para Scioli, será una oportunidad para romper el desánimo de algunos de sus seguidores y de conquistar votos opositores que le son esquivos. Ayer el gobernador bonaerense habló de tolerancia cero para los cortes de calle. Entre los logros del kirchnerismo, uno es que no reprimió ni judicializó la protesta social. Macri, por su parte, que mandó la Metropolitana al Hospital Borda, ahora parece tener espíritu zen. Cada cual trata de captar votos del contrincante. No hay riesgo de que los votantes sufran trastornos de identidad. Los televidentes están acostumbrados a la construcción del acontecimiento, aunque esto en el barrio se llame simular y exagerar para tratar de ganar.

 

Comentarios

comments

Etiquetas: