Argentina - Martes 23 de Mayo de 2017 12:04 AM
Home

Obama y Macri, ¿Un nuevo punto final?

Marcelo Ramal 20 marzo, 2016 - 7:41 pm

Por: Marcelo Ramal

La presencia de Obama en Argentina se ha concentrado fuertemente en la cuestión de los derechos humanos. A la visita con Macri y la presidenta de Abuelas al Parque de la Memoria, se añade ahora el anuncio de la desclasificación de archivos del Estado norteamericano relacionados con los años de la dictadura.

A poco de andar, sin embargo, se aprecia que el objeto último de estos anuncios podría ser antagónico a los reclamos históricos del pueblo argentino. Esto es: el juicio y castigo a los culpables, por un lado, y la soberanía nacional, por el otro.

Una de las principales asesoras de Obama en política exterior ha señalado que la desclasificación podría servir para “restañar heridas” (¿entre quienes?). En el mismo sentido se expresó la canciller Malcorra, en Argentina. Más significativo aún es lo que ocurrió en la Legislatura porteña el pasado jueves: allí, cuando todos los bloques evocaron el aniversario del 24 de marzo, la legisladora porteña Cecilia de la Torre, en nombre del PRO, asoció la desclasificación de los archivos a la necesidad de poner punto final a los juicios a los militares acusados de genocidio. Es el mismo reclamo que formuló el diario “La Nación” en un editorial de diciembre pasado, y que fue rechazado firmemente por sus propios trabajadores.

El otro aspecto de este supuesto “cierre de heridas” alude a la colaboración argentina para una mayor injerencia político-militar de los Estados Unidos en la región –ello, con el pretexto del combate al narcotráfico y al terrorismo. Es el mismo argumento que llevó al kirchnerismo a sancionar la ley antiterrorista, y que promovió la militarización de Colombia y México con los nefastos resultados conocidos.

La aproximación de Macri y Obama a los “derechos humanos”, por lo tanto, apunta a la negación de los mismos. La movilización del próximo 24 debe ser masiva, y subrayar que las libertades democráticas son incompatibles con la sujeción al capital financiero y a sus jefes políticos.

Comentarios

comments