Argentina - Jueves 25 de Mayo de 2017 06:34 AM
Home

Mundial de Rugby: Objetivo Puma

Leandro López 29 septiembre, 2015 - 2:24 pm

Como se dice en la jerga, “es fácil opinar con el diario del lunes”. Hoy, con una victoria contundente ante Georgia, el futuro de los Pumas hasta los cuartos de final de la copa del mundo está clarificado. Con dos fechas por jugar ante Tonga y Namibia, solamente una desgracia evitaría que el seleccionado argentino avance a la siguiente etapa.

El camino hasta ahora transitado se amolda perfectamente a lo que se esperaba de éste equipo previo a la Copa del Mundo. Una derrota casi inexorable (considerando la historia) contra Nueva Zelanda y una victoria cómoda ante Georgia, eran dos resultados que para los apostadores resultaban poco tentadores. Sin embargo, del análisis de ambos partidos surgen conclusiones que pueden llegar a resolver algunas incógnitas previas al torneo y ser una pieza clave para la estrategia de los próximos partidos; sobre todo de la siguiente ronda.

El primer tiempo contra los All Blacks fue casi perfecto. Argentina comenzó con el pie izquierdo cometiendo una densidad de infracciones sancionadas con penales que la puso en desventaja en los primeros minutos, pero a pesar de eso, el equipo de Hourcade tuvo la templanza y la madurez que tanto se esperaba de él para revertir en el corto plazo y terminar arriba de los de negro al finalizar los primeros 40 minutos. De éste primer tiempo hay que rescatar el orden en defensa y la buena obtención en las formaciones fijas. Con estas cuestiones que parecen básicas para este deporte se le jugó de igual a igual al mejor equipo del mundo.

Por el otro lado, el partido con Georgia, en particular el segundo tiempo, demostró acabadamente que el poder ofensivo de los Pumas es un arma con un poder de fuego intimidante para cualquiera. La diferencia en el tanteador fue muy amplia, sin embargo el punto a destacar no fue éste, sino que la variedad y la eficacia de las jugadas ofensivas propuestas. La implementación del plan de juego ofensivo propuesto evidenció la obsesión por el ingoal contrario que, desde hace algún tiempo ya, el coach argentino inculcó en éste plantel de jugadores. Cuando los Pumas se decidieron a atacar a la férrea defensa georgiana se pudo apreciar una diversidad de jugadas y una eficiencia en la ejecución que bien podrían quebrar cualquier defensa.

Si las matemáticas fuesen aplicables en este deporte, y pudiéramos sumar el orden y la obtención del primer tiempo ante los All Blacks con el volumen ofensivo visto en el segundo tiempo contra los “Lelos” estaríamos en condiciones de pensar en un equipo cercano a la perfección. Lamentablemente esto no es factible  pero sí es posible nutrirse de estas experiencias para enfrentar lo que viene.

Sin saber aún si el rival de cuartos de final será Francia o Irlanda quienes se enfrentarán en la última fecha de la etapa de grupos, podemos aseverar que los Pumas tienen grandes chances de ser semifinalistas si se pueden capitalizar los dos primeros encuentros, pero tal vez sea demasiado tiempo el que habría que saltearse para imaginar una semifinal…Por ahora, y con dos partidos por jugar, podemos asegurar que los Pumas jugarán la próxima ronda. ¿El objetivo final? Solo el cuerpo técnico y los jugadores lo saben. En Francia 2007 fueron terceros. ¿Podrán llegar esta vez al último partido de Mundial…? Sin el diario del lunes, será difícil de saberlo.

Leandro López (Hooker de San Carlos).

 

Comentarios

comments