Argentina - Martes 27 de Junio de 2017 02:24 PM
Home

La lucha docente debe triunfar

DSC_0004 21 marzo, 2017 - 6:54 pm

Por Nicolás del Caño – Precandidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires (Frente de Izquierda)

El intento de la gobernadora Vidal de “despolitizar” el conflicto docente para frenar su intensidad fracasó rotundamente. La política de Cambiemos, apoyada por los gobernadores, oficialistas y opositores (FpV-PJ, la UCR, el FR y otros) es derrotar la enorme resistencia y lucha docente a como dé lugar. Este combate podría marcar un antes y un después para la gestión del Gobierno.

En la reunión técnica salarial de ayer, el oficialismo no hizo nuevas ofertas, reconoció cínicamente la precariedad laboral en nuestro país y dio cuenta del favor que le hacen las centrales sindicales al no convocar a medidas de fuerza y el paro general ya, tan reclamado desde las bases de los trabajadores. Luego de las provocaciones de Macri durante el fin de semana en el programa de Mirtha Legrand, la gobernadora siguió en esa línea.

El propio presidente declaró estos días su apoyo absoluto a Vidal, culpando a los docentes que “no dan clases”. Incluso hizo una publicación vergonzosa en las redes sociales en la que comparó la situación actual de la educación en la Argentina a la del Japón después de la Segunda Guerra Mundial: “Para que un país pueda levantarse, la escuela nunca debe parar”.

El Gobierno de Cambiemos se encuentra en un mal momento, cuando la bronca acumulada en los trabajadores y sectores populares se empezó a expresar en las calles. La lucha docente ha sido un catalizador de ella. Mientras sus funcionarios se llenan la boca despotricando contra los docentes organizados, el apoyo incondicional a la lucha y la defensa de la escuela pública continúa creciendo. Se multiplican las iniciativas en barrios, escuelas, marchas de antorchas, asambleas, mateadas con padres y alumnos. Esto demuestra que hay fuerzas para torcer el brazo al Gobierno, a pesar de las extorsiones, amenazas y campañas demonizadoras para levantar la huelga.

La educación no se compra ni se vende; la voluntad de sus trabajadores, tampoco. Subestiman a los docentes como lo hacen con todo el pueblo trabajador, porque están en la vereda opuesta de sus condiciones de vida. Funcionarios que cobran dietas de más de $ 150.000 por mes exigen a los docentes, que deben trabajar tres turnos para apenas cubrir la canasta básica familiar, que “no bajen los brazos”, que “no nos demos por vencidos”, que “trabajemos silenciosamente aunque haya días duros”. Un escándalo difícil de invisibilizar con un Gobierno para ricos.

El paro general debe continuar hasta derrotar al Gobierno. Veinte provincias aún no cerraron la paritaria, catorce de las cuales están gobernadas por representantes del FPV-PJ que se oponen a que haya paritaria nacional. El mayor temor en el gabinete de Vidal es que el Gobierno, agobiado por la lucha docente nacional, termine cediendo a este reclamo político-sindical y llame a la paritaria nacional. Sería una derrota para ellos. Los docentes se preparan para una nueva Marcha Federal Educativa a Plaza de Mayo este miércoles. Es una gran oportunidad para profundizar el plan de lucha nacional hasta imponer el 35 % de aumento salarial para todos y que no se descuente ni un día de paro. A eso apostamos desde el Frente de Izquierda.

Comentarios

comments