Argentina - Martes 28 de Marzo de 2017 01:15 AM
Home

Diego y Francisco

kavlin 29 septiembre, 2015 - 9:35 am

Diego y Francisco: Entre la mano de Dios o que Dios nos de una mano

Y un día a Dios/Diez le apareció un competidor. Con la camiseta del santo entró en escena un buen hombre al que en el barrio lo conocían como Jorge. Y por ese entonces cuando Diego aún no había sido “sacralizado”
(tampoco había nacido) este muchachito Bergoglio ya “jugaba” en compañía de Jesús.

Es cierto que debió modificar su nombre,  pero aunque las multitudes corean ¡Francisco, Francisco! lo que es más ponderable, es que el tiempo no lo cambio. A pesar de estar en las “ligas mayores”, sigue jugando igual que en el patio de la parroquia.

A Diego el mundo se rindió a sus pies. A Francisco el mundo lo aplaude hasta gastarse las manos.
A Diego le agradecemos las alegrías, pero a Francisco le pedimos que nos arranque las penas.
Vaya si no vivimos en un país bendito: Francisco, Diego, Messi (as) y algunos “apóstoles” como el Che, Borges, Piazzola, Ginoboli y tantos otros hacen que el mundo sepa de nosotros.

Probablemente y en contra de lo que anda circulando, Dios no sea argentino. Pero algo de pueblo elegido tenemos ¿no?

Comentarios

comments