Argentina - Viernes 22 de Septiembre de 2017 12:05 PM
Home

En el último debate presidencial Trump denuncia posible fraude

Hillary 20 octubre, 2016 - 12:56 am

El tercer y último debate presidencial, realizado en la Universidad de Las Vegas, no ofreció demasiadas sorpresas ni se alejó del tono elegido por los contrincantes en los dos encuentros anteriores. La candidata demócrata, Hillary Clinton, que venía con una clara ventaja en las encuestas apostó por desarrollar más sus propuestas positivas y se negó a entrar en las provocaciones de su oponente. Donald Trump, el candidato republicano, se mostró algo más firme que en las oportunidades anteriores, aunque siempre desarrollando más la crítica a las gestiones demócratas que las propuestas propias, y adelantó sus dudas acerca de un posible fraude electoral.

Previsiblemente, muchos cruces reprodujeron los de los debates anteriores. Se discutió sobre política económica interna de los Estados Unidos, estrategias para desarrollar la producción y reducir el desempleo, posiciones respecto de los monopolios y los planes de ayuda social (Trump responsabilizó al plan de salud conocido como “obamacare” del déficit nacional, mientras que Hillary prometió “plantarse” ante las corporaciones) y el gran problema de la deuda externa. Uno de los ejes más polémicos de la noche tuvo que ver con la política exterior de los Estados Unidos, particularmente con su intervención en Medio Oriente, la situación en Mosul y las relaciones con Rusia.

La novedad de la noche tuvo que ver con el cuestionamiento de Trump acerca de un posible fraude electoral en las próximas elecciones de noviembre y el planteo de que va a esperar hasta último momento para decidir si reconoce los resultados. Ante el planteo, Clinton recordó que la denuncia de fraude es una estrategia clásica de Trump cuando va perdiendo: “Hubo un momento en que su programa no consiguió el Emmy por tres años consecutivos y empezó a tuitear sobre un fraude”. “Bueno, debería haberlo ganado”, contestó Trump.

Al final del debate, que según las primeras encuestas, no parece haber incidido demasiado en las intenciones de voto, los candidatos se retiraron sin siquiera estrecharse las manos.

 

Comentarios

comments