Argentina - Miercoles 24 de Mayo de 2017 04:28 PM
Home

Elecciones EEUU: Trump no logró remontar su mal momento después del Segundo debate presidencial

Screen Shot 2016-10-09 at 11.32.00 p.m. 9 octubre, 2016 - 11:40 pm

Este domingo por la noche, a partir de las 22, se llevó adelante el segundo debate previo a las elecciones presidenciales de los Estados Unidos del próximo 8 de noviembre. En esta ocasión, la dinámica elegida para que Hillary Clinton, la candidata demócrata, y Donald Trump, el candidato republicano, den a conocer sus posiciones fue un formato mixto en el que ambos contestaron tanto preguntas del panel de moderadores como del público presente.

Trump llega al debate en uno de los peores momentos de su campaña electoral, muy golpeado por las denuncias acerca de sus dichos sexistas sobre las mujeres. Incluso varios líderes de su propio partido solicitaron que le deje su lugar a Mike Pence, su compañero de fórmula.

Al inicio del debate, el cuestionamiento al respecto provino de uno de los moderadores que le pidió explicaciones por sus dichos, a lo que Trump respondió:
“No me siento orgulloso de lo que dije, pero es una charla de vestidor. Respeto a las mujeres y no hice nada de lo que dije (en el video). Vine aquí para hablar de las propuestas que tengo para el país”.

Luego, el debate volvió sobre algunos de los tópicos tratados en el primer encuentro del pasado 27 de septiembre: política internacional de los Estados Unidos, particularmente el rol que propone cada candidato para la intervención en Siria y actitud a tomar frente a ISIS; estrategias económicas para desarrollar la producción norteamericana y defender los empleos; posición respecto de las energías alternativas; situación de los inmigrantes latinos en el territorio de USA, etc.

Lo mismo que en el encuentro anterior, Trump centró su estrategia discursiva en la crítica a todo lo hecho por las administraciones republicanas de los últimos años e hizo especial hincapié en la política internacional, donde se mostró como especialmente cómodo, mientras que mostró titubeos al momento de defenderse de las acusaciones de racismo y misoginia y no mostró demasiados argumentos positivos acerca de sus proyectos de gobierno. Hillary Clinton, por su parte, no dejó pasar ocasión para recordarle al candidato republicano sus deudas con el fisco y sus exabruptos verbales, pero sin dejar de explicitar sus posiciones políticas, reivindicando muchos aspectos de la gestión de Obama e invocando numerosas veces a Bernie Sanders, su oponente en la interna demócrata, que en los últimos días se involucró activamente en la campaña para tratar de atraer al voto jóven.

Comentarios

comments