Argentina - Viernes 28 de Julio de 2017 03:32 AM
Home

Crisis de los migrantes: “Recibir refugiados no resuelve el problema”

55e9dc5ad6056.it 4 septiembre, 2015 - 4:02 pm

Polonia, República Checa, Eslovaquia y Hungría se pronunciaron hoy en conjunto contra la posibilidad de recibir refugiados en los países de la Unión Europea.

“Insistimos en el carácter voluntario” de la decisión, dijo el Primer Ministro de la República Checa, Vohuslav Sobotka, en la ciudad de Praga. Así, los cuatro países rechazan la más reciente iniciativa de Alemania y Francia, que quieren distribuir el flujo de migrantes de un equitativamente y desde una política comunitaria.

“Aquellas soluciones que no contemplen las posibilidades de cada país serían contraproductivas”, advirtió por su parte Ewa Kopacz, Jefa de Gobierno polaca.

Los cuatro países emitieron un comunicado conjunto en el que exigen mejores controles de las fronteras externas del bloque y que se instalen con mayor rapidez centros de registro de refugiados en los países más afectados por la ola migratoria.

El Primer Ministro húngaro, Viktor Orban, rechazó las críticas que aseveran que su país no tiene una postura solidaria ante los migrantes, y destacó que su gobierno debe primero “proteger a los ciudadanos y garantizar su seguridad”. Al mismo tiempo, volvió a señalar a Alemania como corresponsable de la actual crisis.

Por otra parte, Orban aseguró que los refugiados son víctimas de traficantes que los han engañado y de políticos que les han despertado falsas esperanzas.

En el este europeo consideran que recibir refugiados “no resuelve el problema”.

Orban se refirió además a la particular situación que vive su país y a los numerosos migrantes que decidieron marchar a pie de Budapest a Austria.

Aseguró querer tratar el tema con sus pares de Viena. “¿Cómo solucionamos esta situación?”, preguntó. Si los austríacos recogieran a los migrantes en coches y autobuses, desde la legislación europea serían traficantes de personas, observó el polémico jefe de gobierno.

Estos cuatro países del este integran el Grupo Visegrád, también conocido como V4, fundado en 1991, que lleva el nombre de la ciudad húngara donde se encuentra el palacio en el que se celebró aquella  reunión.

En la reunión de hoy el grupo se manifestó sin embargo en contra de volver a incorporar controles de frontera. “Sería un gran fracaso  de Europa”, advirtió el líder checo, Robert Fico.

 

Comentarios

comments