Argentina - Lunes 29 de Mayo de 2017 08:25 AM
Home

Atentado Bangladesh: “Me pidieron que rece por ellos”, dijo un empleado del restaurante

Gastón - amigo de rehen Diego Rossini 1 julio, 2016 - 9:54 pm

Gastón, uno de los argentinos que trabaja en el restaurante que fue el objetivo de un grupo de terroristas de ISIS en Bangladesh, contó la situación de su compañero Diego Rossini, de 44 años, quien logró escapar del lugar por los techos. Creen que al momento hay dos muertos y unos 40 heridos.

“Me puse en contacto con los que trabajan ahí en la cocina conmigo. La gente local está en un baño y los expatriados están en otra habitación. Pude hablar con ellos por señas. Estaban, pobrecitos, como unas diez personas semidesnudas en una habitación. Me decían que recen por ellos”, contó Gastón, quien se encuentra de vacaciones Argentina, en diálogo con el programa de Mauro Viale.

“Está bien. Me pude comunicar con Diego 30 segundos, apenas me enteré de lo que pasó. Lo llamé por Whattsapp, me llegó a decir estoy bien, fue una masacre, pude escaparme por la terraza. Él está afuera. Logró escaparse con uno de los dueños, uno de los chicos que estaba ahí”, confió.

“Diego y yo llevamos –continuamos- trabajando más de un año y medio, los dueños son locales. Abrieron primero una panadería hace dos años, tuve una entrevista y en esa oportunidad no se dio. Luego, me volvieron a llamar cuando tenían pensado abrir un restaurante de comida mediterránea”.

Gastón precisó que “el lugar es muy lindo, es el lugar de moda. El restaurante es caro para la gente local. La región es tres cuartos de Buenos Aires y viven 160 millones de habitantes, dedicados sobre todo a la industria textil. Allí están todas las grandes marcas”. “Entre la panadería y el restaurante somos 70 personas trabajando”, indicó.

“La policía de allá no es muy eficiente. Nosotros vivimos en una zona residencial, donde viven todos los expatriados, jueces, políticos, están los consulados, las embajadas, la gente importante, donde hay policías en cada esquina, pero se rumorea que todos andan con un rifle pero sin balas”, añadió.

“Es un país musulmán, la gente es muy tranquila, pacifista, el año pasado se rumoreaba que los terroristas andaban por ahí buscando adeptos. Mataron a un par de bloggers ateos. Cada dos por tres escuchabas algo, pero nunca de esta dimensión”, sostuvo.

Mauro Viale también se comunicó con Angélica, la madre del cheff argentino que habría escapado del atentado: “No sé nada. Estoy esperando que la Cancillería argentina pueda saber qué pasó y comentarme”, se quejó.

“Si no escucho a Diego, no sé como está. Él sabe que lo primero que tiene que hacer es comunicarse conmigo. Mandarme un mensaje y decirme que estoy bien. Quiero que Cancillería pregunte formalmente y me confirme que está bien”, insistió.

Comentarios

comments

Etiquetas: