Argentina - Viernes 18 de Agosto de 2017 11:12 AM
Home

Un homenaje a Berta Cáceres, la guardiana de los ríos de Honduras

guardiana 28 septiembre, 2016 - 11:55 am

Por AlertaOnline
A poco más de seis meses del asesinato de la líder indígena y defensora de los derechos humanos hondureña Berta Cáceres, se liberó un documental que recupera su incansable lucha en defensa de las comunidades originarias y su medio ambiente natural, amenazados por diversos proyectos de construcción de represas hidroeléctricas.

Las gestiones de Porfirio Lobo y Juan Orlando Hernández, gobiernos de extrema derecha que sucedieron al de Manuel Zelaya (depuesto en 2009 por un golpe apoyado activamente por los Estados Unidos), han recurrido a las clásicas argumentaciones neoliberales para justificar las represas. En 2009, inmediatamente después del golpe, ya se habían licitado 47 proyectos de embalse y en menos de un año ya se habían firmado 40 contratos de obra.

Si la crisis energética que sufre el pequeño país caribeño se deriva de una matriz basada en un alto e ineficiente consumo de combustibles fósiles, para el gobierno no hay otro remedio que avanzar con múltiples planes de hidroeléctricas, que además se presentan como más amables con el medio ambiente. No importa que los proyectos se hagan sin consultas populares previas ni estudios de impacto ambiental. Tampoco que se militaricen las zonas en conflicto, que la construcción y el producto de la generación vaya a quedar en manos privadas y buena parte se destine a la exportación. Ni que el embalse de los ríos vaya a implicar la destrucción de numerosos ecosistemas y el traslado de diversas comunidades indígenas que viven en las zonas que quedarán bajo el agua. En cualquier caso, se puede intentar corromper y dividir a las comunidades afectadas con promesas de reubicación y de regalías improbables sobre la generación.

Esta película de 67 minutos es una producción de la campaña “Madre Tierra, nuestra casa común” impulsada por el Equipo de Reflexión Investigación y Comunicación (ERIC) y Radio Progreso en coordinación con organizaciones populares de Honduras. En el film son entrevistados compañeros de militancia de Cáceres en el Consejo de Pueblos Indígenas de Honduras (COPINH), así como pobladores y referentes de las distintas luchas ambientales en los departamentos hondureñas de La Paz, Intibucá, Cortés, Atlántida, Santa Bárbara y Colón. Se testimonian diversas experiencias de organización de las que fue parte Berta, desde la lucha del pueblo lenca y otras poblaciones aborígenes contra las represas, hasta la experiencia de comunidades que administran el agua y generan su propia energía de forma sostenible, pasando por las recurrentes amenazas y agresiones a los referentes de la lucha ambiental.

Poco después del asesinato de Cáceres también fue muerto Nelson García, todo en medio de una maraña de responsabilidades y encubrimientos estatales. Este mismo viernes, diversos medios hondureños publicaron la noticia del asalto a la jueza María Luisa Ramos, que investigaba el caso del asesinato de la dirigente indígena, en el que le fue robado el expediente íntegro del caso. Según la ONG Global Witness, Honduras es el país más violento del mundo contra los activistas ambientales.

Jennifer Ávila, periodista de 26 años que coordinó el documental, sostuvo en una entrevista con el New York Times que el asesinato de Berta Cáceres pretende enviar un mensaje inequívoco a todos los que se oponen a las represas: “Estamos en tierra de nadie. El planeta entero puede brincar y decir lo que quiera, pero si le hicieron esto a Berta, qué le van a hacer a cualquier persona de una comunidad a la que nadie conoce. El mensaje es de impunidad total. Es la imposición de la ley del más fuerte”.

Guardiana de los ríos es un documental indispensable para conocer la lucha de Berta Cáceres en defensa de los pueblos indígenas y del medio ambiente y para rodear de solidaridad al resto de las comunidades y activistas que siguen enfrentando en condiciones de violencia inimaginables la ofensiva neoliberal que adopta múltiples caras en Nuestra América.

Gabriela Franchini @gabyfranchini

Comentarios

comments